Egos TV

Rocío Carrasco toma una drástica decisión sobre Rocío Flores: “Quiero dejar a un lado lo que pasó con mi hija”

La heredera universal de Rocío Jurado ha ocupado el sitio de Rocío Flores para responder a todo lo que tanto ella como Gloria Camila han dicho sobre ella y su marido, Fidel Albiac, en las últimas semanas.

Rocío Carrasco y Rocío Flores
Rocío Carrasco y Rocío Flores FOTO: Mediaset

Rocío Carrasco se ha sentado este miércoles por primera vez en ‘El Programa de Ana Rosa’ desde que hace casi un año se decidiese a hablar públicamente para contar su verdad en forma de documental. Lo ha hecho para responder a todas las polémicas familiares que la rodean en las últimas semanas, sobre todo a raíz de que Rocío Flores o Gloria Camila pusiesen sobre la mesa el nombre de Fidel Albiac como uno de los grandes condicionantes en la vida de la hija mayor de Rocío Jurado.

En un primer lugar, la protagonista ha comenzado hablando sobre ‘Montealto’, cuyo nuevo especial tendrá lugar este mismo viernes 18 de octubre. Varias entregas en las que Rocío Carrasco se cuela en las estancias de la casa familiar en la que vivió junto a su madre desde la infancia. Esta promoción se debe, en gran parte, a las bajas audiencias del mismo cuando solo se dedican a mostrar las estancias de la casa de ‘la más grande’. La protagonista asegura, además, que este viernes se mostrarán 48 documentos en los que la artista narraba su vivencia y su mala experiencia con Antonio David Flores.

Rocío Carrasco en 'El Programa de Ana Rosa'
Rocío Carrasco en 'El Programa de Ana Rosa' FOTO: Mediaset

“A mí me encantaría reescribir mi historia y que mis hijos estuvieran conmigo, porque no hubiera cometido algunos errores que cometí y que asumí cuando hice el documental. Cometí el error de darle la custodia compartida a un psicópata por no hacer daño a dos niños pequeños”, comienza diciendo Rocío Carrasco.

“Si me preguntas que qué siento al ver a mi hija... Creo que lo que he contado sobre ese episodio ha sido lo imprescindible para que la historia que yo había vivido se entendiera. La he contado con todo el dolor de mi corazón, pero era la única manera que esos veinte años que yo he estado mermada, hundida y enterrada en viva, se pudieran entender. Para mí no es un plato de buen gusto ver a mi hija, porque de ese episodio se sigue hablando y lo único que genera es dolor. Dolor en ella y dolor en mí. Yo he salido hace seis meses de estar bajo tierra”, asegura contundente.

Joaquín Prat, por su parte, destaca la bondad de Rocío Flores como compañera a lo largo de todos estos meses como colaboradora, a lo que la propia Rocío Carrasco asegura que ha tomado la decisión de “dejar todo lo que pasó con su hija a un lado”, dando a entender que no volverá a hablar del fatídico episodio que ambas vivieron en 2012. Además, ha vuelto a reiterar que necesita tiempo, ya que no se encuentra preparada para tener una conversación con ella, “ni a nivel emocional ni médico”.