Gente

El Vía Crucis de Tamara Falcó, la “marquesa del pueblo”

¿Quién aconseja a Tamara? ¿Es la marquesa realmente inocente? ¿Está destrozado Íñigo?

Tamara Falcó
Tamara Falcó FOTO: Jesus Briones GTRES

Los caminos del Señor son inescrutables, (Romanos 11:33). De la euforia del sábado pasado anunciando su anhelado compromiso a la tristeza y el estupor de los acontecimientos solo ha pasado una semana. Después de la entrega de la sortija de Repossi, Serti sur vide, y todo lo que ha pasado después, el corazón de Tamara Falcó ha quedado así, vacío.

Primera estación

Salen las ya famosas imágenes de Íñigo besando a otra morena que no es marquesa en el famoso festival «Burning Man» celebrado a finales de agosto en un desierto de Nevada, Estados Unidos. Él argumenta con torpeza que las imágenes son antiguas.

Segunda estación

La todavía pareja se va de boda, niega en unión que las imágenes famosas de Íñigo pillado con otra sean actuales, sino de 2019 y que se van a casar le pese a quien le pese. Tamara confesará después que la idea de decirlo fue de «mami».

Tercera estación

El novio recula y dice que puede que sean verdad estas imágenes. La ropa con la que aparece es de este 2022, no «old fashioned».

Cuarta estación

Tamara deshecha en lágrimas y con el corazón vacío deja el anillo y su compromiso en el hogar que compartían y se va a casa de mami.

Quinta estación

¿Se acuerdan de ese grupo musical con tintes mexicanos pero que era bien castizo? La Quinta Estación. Este conjunto se hizo famoso, entre otras, por su canción «El sol no regresa». Recuerdo que la cantante plantó a su novio en el altar, el mismo día de la boda. La cara del plantado se asemejaba a la que lucía Íñigo posconfesión. Pero chicos, el sol siempre regresa.

Sexta estación

Tamara encuentra consuelo en la audiencia, que está entusiasmada cual capítulo de «Los ricos también lloran».

Octava estación

Tamara busca un hombro en sus representantes, pero sobre todo en su madre y su hermana Ana. Tamara no tiene un director espiritual fijo, pero acudió a pedir el consejo de varios religiosos y a las amigas que tiene, además de la pandilla de oraciones de las hermanas Finat. Aquí destaca Clara y dos hermanas Gómez-Acebo, todas muy discretas. Ellas componen su círculo íntimo y anónimo.

Séptima estación

Tamara, en un momento en el que está completamente obnubilada y en compañía de Susana Uribarri, la también representante de otra fantástica, Anita Obregón, coge el teléfono y entra en directo en el programa de Jorge Javier Vázquez. ¿Por qué eligió «Sálvame» en lugar de «El Hormiguero» donde colabora? Tamara tiene dos representantes, la mencionada Susana Uribarri, con la que hace televisiones, y su íntima, Chus Martín (The Lab Talents), para todo lo demás. En el momento «Sálvame» estaba con Uribarri que es la que le pasa el teléfono en directo.

Tamara Falcó y Iñigo Onieva
Tamara Falcó y Iñigo Onieva FOTO: UAT GTRES

Novena estación

Mientras Íñigo no deja de caerse del corazón de Tamara, esta va elaborando un discurso muy claro que se volverá viral y que encuentra el aplauso de media España, que no aprueba la infidelidad de Íñigo.

Décima estación

En su primera aparición pública en la presentación de una firma de arquitectura deja claro que se puede sufrir y tener muy buen aspecto y ser marquesa y también la princesa del pueblo. Aplausos.

Undécima estación

Íñigo ha sido sentenciado. Intenta sin éxito hablar con ella. Mami es firme, esto no se puede aguantar y eso que ella de parejas y de infidelidades sabe mucho. Parece que Tamy es la que ha recogido el cetro del reinado de mami, porque a la mayor ni se la ve ni se la espera. Y la pequeña, la que en teoría es la más lista y valía tanto para estudiar, vive errante a golpe de maletas y de raquetas.

Duodécima estación

Reaparece en el programa de Pablo Motos, donde es colaboradora. Allí confiesa que había muchas cosas que le habían sido veladas en su relación. Habla con total sinceridad y sabe que esas palabras son flechas contra su exprometido. Sale más empoderada que nunca.

Decimotercera estación

Es es el análisis minutado de su decepción y ahí Tamy, retrata muy a lo «Alicia en el País de las Maravillas» cómo está: «Es como un espejo al que le has dado un martillazo. Intenta pegarlo después».

Decimocuarta estación

Lo más importante es el perdón. México, adonde ha viajado la marquesa hace unas horas, tal vez sea un buen lugar para reflexionar la jugada a la inversa. El tiempo lo dirá. ¿Qué pasará ahora con Íñigo? Seguirá en España haciendo su vida como siempre. La familia Onieva está pasando unos momentos delicados con toda la prensa vigilando su chalet de La Moraleja. Hay un hermetismo total, aunque, su madre, Carolina Molas, no ha podido reprimir algunas lágrimas. El que fue prometido oficial de Tamara está destrozado, empeñado en encontrar a los autores de la filtración, porque él tiene claro que ella (y solo ella) es el amor de su vida.