Gente

Tamara Falcó sobre Íñigo Onieva: “Me da pena”

La marquesa de Griñón ha confesado en México cómo se siente tras su ruptura

Tamara Falcó
Tamara Falcó FOTO: Sáshenka Gutiérrez EFE

Tamara Falcó ha sido una de las invitadas al Congreso Mundial de las Familias en México y su ponencia era una de las más esperadas. La marquesa de Griñón, en medio de todo el revuelo mediático que ha causado su ruptura con Íñigo Onieva, ha puesto tierra de por medio y ha seguido con sus compromisos laborales, a pesar de estar pasando por uno de los peores momentos de su vida en el terreno sentimental. Como era de esperar, la hija de Isabel Preysler se ha pronunciado sobre el asunto y ha dado algunas declaraciones que no han dejado indiferente a nadie.

“Ha sido un despertar espantoso, pero al mismo tiempo pienso en el perdón, pienso en la importancia del perdón” declaraba la aristócrata sobre la infidelidad y ruptura de su compromiso. “No lo entiendo, no me cabe por la cabeza lo que ha sucedido, pero creo que también él y todos los que están perdidos en las sombras merecen conocer la verdad y el amor de Dios”, relataba sobre lo vorágine que ha tenido que vivir estos días de desengaño, intentando asimilar aún lo sucedido. Sin embargo, no siente “odio hacia él ni aberración. Me da pena que con todas las cosas maravillosas que hay en la vida considere que esas son las cosas por las que vive. A mí eso sí que me da pena”, zanjaba.

Tamara Falcó
Tamara Falcó FOTO: Sáshenka Gutiérrez EFE

También ha asegurado que Íñigo Onieva le ha pedido perdón pero que aún tiene que trabajarlo, ya que ha sido un golpe muy duro. La marquesa de Griñón, en estos momentos tan difíciles, se ha refugiado en su familia y en la religión, siendo sus dos pilares fundamentales ahora mismo. “Rogué muy fuerte que si mi novio de aquel entonces era para mí, que se realizara, que llegáramos al matrimonio y que, si no, que por favor lo apartara”.

Lo cierto es que Tamara Falcó se ha convertido en la protagonista de la semana desde que anunció su compromiso hasta que, tan solo 48 horas después, terminó su relación con Onieva por la infidelidad del empresario. La marquesa de Griñón estaba muy ilusionada con el matrimonio pero, a pesar de haber sido el hombre de su vida, ha dado un paso al frente y ha priorizado su integridad por encima de cualquier cosa, dando una lección de amor propio que va más allá de cualquier cosa. La hija de Isabel Preysler no se ha cortado en hablar de lo sucedido y lo ha hecho normalizando la situación, con esa naturalidad que le caracteriza. En cambio, Onieva sigue guardando silencio. ¿Cuándo estará preparado para pronunciarse sobre lo ocurrido?