Gente

Tamara Falcó «ficha» por el Domund

La Iglesia «contrata» a la joven y da con ella el pistoletazo de salida a la campaña más relevante de recaudación de fondos

Tamara Falcó con el papa Francisco en el Vaticano.
Tamara Falcó con el papa Francisco en el Vaticano. FOTO: Instagram

En plena vorágine por la ruptura con Íñigo Onieva, Tamara Falcó tiene un plan a corto plazo: la misión ‘ad gentes’. El 19 de octubre en la Colegiata de San Isidro, la marquesa de Griñón pronunciará el pregón del Domund, dando así el pistoletazo de salida a la campaña de recaudación de fondos y de oración más relevantede la Iglesia: la Jornada Mundial de las Misiones. Se trata de un discurso que Falcó elaborará de puño y letra, tomando el relevo de los pregoneros como el cocinero Pepe Rodríguez Rey y la cantante Luz Casal.

Organizado por Obras Misionales Pontificias, la institución de la Iglesia que vela por los más de 10.000 misioneros españoles repartidos por los cinco continentes, el acto estará presidido por el cardenal arzobispo de Madrid y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Carlos Osoro. Así reza en la invitación que se distribuye en estos días y que busca promover los proyectos de evangelización, cooperación y desarrollo católicos que solo en 2021 desde nuestro país han permitido financiar 453 proyectos en 74 países. Tal y como ha confirmado LA RAZÓN, la participación de Falcó es «totalmente desinteresada» y está cerrada con «mucha más antelación» que el nanosegundo del metaverso de la infidelidad de su ex prometido.

El hecho de que la ganadora de Masterchef Celebrity ejerza de embajadora de las misiones ratifica su compromiso como católica en la vida pública. Así lo ha visibilizado en sus intervenciones mediáticas en estos días. No ha dudado en confirmar que se ha refugiado en Dios y ratificar que «la Divina Providencia tenía un plan». En la noche del jueves, durante su participación semanal en El Hormiguero, recordó que este verano, viajó a Medjugorje, el santuario mariano europeo en auge situado en Bosnia-Herzegovina. La Santa Sede investiga la veracidad de las apariciones marianas en el lugar, si bien hace tres años el Papa autorizó las peregrinaciones. Allí, Falcó se dirigió a la Virgen con una petición: «Si no es el hombre de mi vida, quítamelo». «Lo que no sabía era que los planes de la Virgen era quitármelo con la televisión delante», ironiza inmediatiamente despúes.

Lo cierto es que Falcó ha conocido de primera mano la labor de los misioneros en Mozambique. Fue en septiembre de 2013 cuando viajó a Maputo para colaborar en el sostenimiento de Casa do Gaiato, un hogar eclesial de acogida para menores en el que viven 160 niños. En la maleta metió entonces «antimosquitos, vaqueros, camisetas blancas, zapatillas y la Biblia, aunque esto último es obvio, porque “va conmigo siempre en mi bolso de mano».

Todo, para vivir una experiencia que tenía lugar apenas seis meses después de su confirmación, un sacramento que ha supuesto para ella un salto de madurez en un proceso de conversión que arrancó cuando decidió comprarse la Biblia Didáctica de SM en La Casa del Libro.