Fidel Albiac: de profesión, director de teatro

La hija de Rocío Jurado prepara un espectáculo homenaje a su madre para el que no ha contado con el resto de la familia y que supondrá el debut como director artístico de su marido

  • Rocío Carrasco y Fidel Albiac, durante un homenaje a Rocío Jurado en Valladolid
    Rocío Carrasco y Fidel Albiac, durante un homenaje a Rocío Jurado en Valladolid

Tiempo de lectura 4 min.

13 de agosto de 2019. 14:52h

Comentada
Marisol Suárez.  13/8/2019

ETIQUETAS

En su línea de distanciamiento familiar, Rocío Carrasco acomete un nuevo proyecto-homenaje a su madre, Rocío Jurado, sin tener en cuenta al resto de la familia. La hija de «la más grande» y su marido Fidel Albiac son los impulsores del espectáculo «Qué no daría yo...», cuyo título alude a uno de los temas más conocidos de la chipionera, y en el que la artista Anabel Dueñas, acompañada de tres músicos, entonará en directo las canciones más populares de la artista. Un espectáculo de 105 minutos de duración que contará con la dirección de Fidel, en lo que supone su debut en esta faceta. El abogado y ex aspirante a policía local, trabaja codo con codo junto a su mujer en la producción y todos los pormenores que atañen al «show».

La hija de Rocío Jurado y Pedro Carrasco ha puesto a disposición del espectáculo una treintena de trajes de su progenitora, incluidas algunas de sus más emblématicas batas de cola. Una de ellas es la que Jurado utilizó en una de sus últimas apariciones en televisión, seis meses antes de su fallecimiento tras luchar contra un cáncer de páncreas, y que Rocío Carrasco se la regaló a un gran amigo y admirador de su madre, Miguel Poveda, un gesto que no gustó lo más mínimo al entorno familiar por el valor afectivo de la prenda.

«Qué no daría yo...» incluirá imágenes y vídeos inéditos de la intérprete, e incluso habrá efectos especiales que permitan interactuar a Anabel Dueñas con la gran artista desaparecida. Dueñas es íntima amiga de Rociíto, conoce todos los temas de su madre y se hizo popular por formar parte de los Supersingles, el grupo que actuaba todos los fines de semana en el programa de Telecinco, «Qué tiempo tan feliz», que presentaba María Teresa Campos. Además, fue protagonista de «Punto de partida», el homenaje que Carrasco dedicó a su madre en Valladolid, una obra que contó con escasa difusión mediática, pero que obtuvo un gran éxito entre los fans de Rocío Jurado.

El nuevo musical ya está en fase de ensayos y se estrenará el próximo 13 de septiembre en el Teatro Zorrilla de Valladolid, del que es propietario el conocido empresario Enrique Cornejo. Precisamente, su esposa, Mamen Díaz, se encarga de la comunicación y promoción de prensa de «Qué no daría yo...», y asegura que «va a ser un musical extraordinario, cuidado al detalle, y en el que Rocío y Fidel están poniendo mucho entusiasmo. La idea es realizar una gira por toda España, las conversaciones se encuentran muy avanzadas y, tras Valladolid, la siguiente actuación será el 20 de septiembre en Granada. En los próximos días se cerrarán otras fechas».

Amador, apartado

La parte técnica corre a cargo de un especialista muy cotizado, Pablo Carrasco, estrecho colaborador de Bertín Osborne en su programa televisivo de entrevistas. Una persona muy cercana a Amador Mohedano, hermano de la que fuera una de las cantantes más queridas de España y tío de Rociíto, quien señala que «le hubiera gustado colaborar en este musical, pero las relaciones con su sobrina son inexistentes. Si no contaron con él en la obra anterior, menos en ésta. Una lástima porque quién mejor que él para involucrarse en un proyecto sobre su hermana. Fue su representante durante muchos años, hasta su muerte, y conoce al dedillo todos los entresijos de la vida personal y profesional de la Jurado».

El resto de la familia también está dolida por la actitud de Carrasco. Ni aparece en días señalados, como pueden ser los del cumpleaños o el aniversario de la muerte y los homenajes de la chipionera, ni cuenta con ellos en los proyectos que emprende en recuerdo de su madre.

Ruptura familiar

Pero ni sus dos hijos, Ro y David, ni sus hermanos, Gloria Camila y José Fernando, ni el viudo de su progenitora, José Ortega Cano, ni el resto de la familia, entran dentro de los planes presentes, y se entiende que tampoco en los futuros, de la primogénita. Solo tiene contacto eventual con su prima Chayo y con la madre de ésta, Rosa Benito... Con el resto, nada.

Mohedano no ha olvidado el feo que le hizo su sobrina, colocando a su hoy marido y postergando a su tío, en la producción del último espectáculo protagonizado por su madre, medio año antes de su muerte. Fue en TVE y la cara de enfado de Amador lo decía todo. Ahí se rompió totalmente la unión entre tío y sobrina. La artista estaba ya en la fase terminal de su enfermedad y personas cercanas aseguran que hizo un gran esfuerzo por subirse al escenario en el que, a la postre, resultó ser su triste despedida de una audiencia que siempre la ha idolatrado.

Polémicas al margen, una fuente que ha asistido a los ensayos del musical, habla maravillas del montaje: «Anabel tiene un tono de voz que se asemeja muchísimo al de Rocío, cierras los ojos y te imaginas que en el escenario está Jurado. Incluso se parece en los gestos, es fantástica. No creo que haya otra cantante en España que recuerde tanto a la artista. Este musical ha invertido una gran suma en efectos visuales».

Queda por ver cómo se desenvolverá Fidel Albiac en la dirección del mismo, si se ha preparado a conciencia o se toma este debut como una simple experiencia. El reto, desde luego, es peliagudo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs