Famosos

Antonio David habla en La Razón: “A ‘Sálvame’ le ha salido barato destrozar una familia”

El ex colaborador se pronuncia tras la resolución judicial de la batalla legal que ha vivido durante los últimos seis meses

Antonio David Flores
Antonio David FloresGSRGTRES

Antonio David se ha convertido en uno de los grandes protagonistas de esta semana. Ayer se conoció, como publicó «El Mundo», la resolución judicial de la batalla legal que ha vivido durante los últimos seis meses. En ella se detalla que el Juzgado de lo Social número 42 de Madrid ha determinado que «el despido del trabajador es nulo por vulneración de su derecho fundamental al honor», por lo que se condena a La Fábrica de la Tele, productora de «Sálvame», «al abono de los salarios dejados de percibir hasta la fecha en la que el contrato temporal hubiera finalizado (32.000 euros), así como a la indemnización adicional por los daños ocasionados con la vulneración de su derecho al honor (50.000 euros)». La cuantía total asciende a 82.361 euros. El protagonista, contento con el resultado, ha hablado con LA RAZÓN para expresar cómo se encuentra tras su última victoria judicial: «Estoy feliz porque para mí es muy importante que la justicia se haya pronunciado a mi favor. Estoy feliz porque esto ha sido algo importante para hacer ver a la gente que realmente existe la justicia y que se imparte en sede judicial y no en el plató de ‘Sálvame’», comienza diciendo.

En su tono de voz se aprecia el cansancio por todo el escarnio público al que ha sido sometido en los últimos tiempos, y tras refugiarse en el silencio como mejor terapia, ya no se esconde: «No se puede llamar maltratador a quien no lo es y a quien la justicia ni siquiera le ha llevado a un juicio. No hay ni siquiera una sentencia y no se puede condenar de un delito a alguien que no lo ha cometido». Destaca, además que el objetivo de la La Fábrica de la Tele nunca fue luchar por la violencia contra las mujeres: «Ellos no persiguieron con su actuación condenar la lacra de la violencia de género, sino hacer un espectáculo con el documental. En ‘Sálvame’ pretendían tener mis declaraciones en exclusiva como colaborador tras el primer capítulo, pero ante el revuelo social que provocó el documental se vieron obligados a despedirme sabiendo y conociendo de la existencia del contenido del documental, grabado con meses de antelación, dejando claro que lo que han ido buscando siempre no hay sido castigar una lacra social, sino rentabilizarla, porque me podían haber despedido mucho antes del documental», afirma. «No hay que perder de vista el hecho de que han pretendido hacer un juicio paralelo para obtener un lucro mercantil y a ellos les sale barato destruir familias. Nos han destrozado la vida a mí y a mi familia y me han hecho un daño terrible, colocándome una etiqueta absolutamente falsa», continúa.

Para concluir, asegura: «No puedo olvidarme de que esta sentencia representa la victoria a la injusticia y decir que estoy feliz por mí, por mi familia, por las personas que han confiado en mí y las que me conocen, las que han visto que no todo se puede hacer por dinero saltándose deliberadamente todos los derechos de las personas. No puedo olvidarme de aquellos periodistas que nunca se han cambiado de camiseta».