Diez trucos para eliminar los malos olores en la cocina

Cómo mantener un buen olor en la nevera, horno, microondas, lavavajillas, extractor, fregadero, despensa e incluso en el cubo de basura

Cocina
CocinaLa RazónLa Razón

La cocina es una de las instancias más utilizadas de la casa y una de las zonas en las que se acumulan los malos olores: horno, microondas, nevera, basura, fregadero, sartenes... Para lograr mantener un olor agradable en cualquier cocina hay que seguir unos sencillos pasos para los que en la mayoría de los casos basta con hacer un buen uso de un producto tan cotidiano como el limón.

Antes de comenzar a explicar los remedios para cada una de las fuentes de mal olor, es importante llevar a cabo una limpieza cotidiana de mantenimiento de las superficies de la cocina y una periódica de los distintos electrodomésticos. La clave principal es mantener una buena higiene. También es importante el uso del extractor cuando se cocina y mantener la estancia lo mejor ventilada posible. Conviene además que los utensilios de cocina como trapos, bayetas o cubiertos de madera se renueven con frecuencia porque con el paso del tiempo se van deteriorando y cogen un fuerte olor difícil de eliminar.

El microondas es uno de los productos más utilizados en los hogares
El microondas es uno de los productos más utilizados en los hogaresAmazon

1.- Microondas

Es el electrodoméstico estrella de la casa. Además de ser imprescindible para preparar el desayuno, permite calentar alimentos y cocinar otros, lo que hace imprescindible que se realice una limpieza de mantenimiento de forma habitual en función del uso que se le dé. Si a pesar de ello, notamos que comienza a oler mal, se puede utilizar cualquier cítrico para solucionarlo. Tan sencillo como colocar un recipiente de cristal con un limón, naranja o medio pomelo troceados y cubrir hasta la mitad con agua caliente. Poner en marcha el microondas a máxima potencia durante 5 minutos y si el olor persiste se puede poner uno o dos minutos más. Otra de las ventajas de los cítricos es su poder desengrasante, por lo que el vapor acumulado con la cocción del agua con el cítrico ayudará a eliminar la suciedad y salpicaduras de las paredes y de la puerta del microondas.

El horno suele acumular residuos de alimentos quemados, difíciles de eliminar
El horno suele acumular residuos de alimentos quemados, difíciles de eliminarIkea

2.- Horno

El horno también necesita una limpieza de mantenimiento cada vez que se utiliza, pero a veces se quedan manchas de alimentos quemados incrustados en rejillas y paredes. Si después de limpiar el horno persiste el mal olor, bastará con exprimir el zumo de un limón y echar un vaso de agua caliente y la cáscara del fruto en la bandeja, meterlo dentro del horno durante media hora a 120 grados. Esto debería bastar para acabar con los malos olores. Si no es así, con el horno apagado, se puede dejar la mezcla durante unas horas.

El frigorífico puede acumular olores de los alimentos
El frigorífico puede acumular olores de los alimentosSamsungEFE

3.- Nevera

La nevera es el lugar en el que se guardan todos los alimentos perecederos como pescado, verduras, carnes y platos cocinados. Es importante que cuando se guarden productos cocinados, se haga en recipientes herméticos. Para mantener la nevera a salvo de los malos olores deberemos limpiarla con una mezcla de agua y vinagre, en proporción de tres partes de agua por una de vinagre. Después, podemos poner un recipiente con limones o naranjas cortadas (no importa que se hayan usado ya para hacer zumo) en la parte trasera, pegados al fondo. En 48 horas, el mal olor debería haber dado paso a un agradable aroma. Otra opción es colocar un recipiente con bicarbonato, un excelente absorbe olores, en una esquina del frigorífico. Una tercera opción es poner en el mismo sitio restos de café ya utilizado.

Campana extractora
Campana extractoraArchivo

4.- Campana extractora

Los extractores de las cocinas son fundamentales para eliminar el olor de la cocina y deben limpiarse con frecuencia para eliminar la grasa acumulada. Si este electrodoméstico comienza a oler mal puede ser por varios motivos. La mayoría de ellos llevan una válvula antirretorno para que no deje entrar el olor de fuera. Pero una mala instalación, el taponamiento de la salida de humos o un mal funcionamiento pueden ser causantes de mal olor. En el caso de que no tenga ningún problema de este tipo, recurriremos de nuevo al limón. Pondremos varios trozos ( de dos a cinco limones) en una cacerola con agua y lo llevaremos a ebullición con la campana extractora encendida durante unos 10-15 minutos. Después desmontaremos las rejillas y las limpiaremos al igual que el interior con un desengrasante o una mezcla de tres partes de agua por una de vinagre, y finalmente lo secaremos bien. Algunas rejillas pueden meterse en el lavavajillas, lo que simplificará el proceso.

Es importante revisar los filtros de manera periódica y no introducir platos con residuos.
Es importante revisar los filtros de manera periódica y no introducir platos con residuos.LG LG

5.- Lavavajillas

El lavavajillas es otro de los focos de mal olor de la cocina, la acumulación de platos con alimentos y el calor provocan un desagradable aroma que muchas veces no se logra eliminar ni con ambientadores específicos para ello. Por eso, es importante aclarar bien los platos, para eliminar residuos, antes de meterlos dentro. Además, debe revisarse de forma frecuente el filtro, para que no se obstruya, y limpiarlo. Si aun así, sigue oliendo mal, se puede aprovechar el fin de un ciclo de lavado. Dejar la puerta abierta un rato para que baje la temperatura interior y repasar las paredes y el suelo con un trapo empapado en agua y vinagre. Para finalizar, colocar medio limón fresco en el interior.

Una de las fuentes de olor suele estar provocada por la suciedad acumulada en las zonas de desagüe, por lo que sería conveniente que una vez al mes, con el lavavajillas vacío, se introduzca un vaso de vinagre con unas cucharadas de bicarbonato y hacer un ciclo de lavado para eliminar estos restos.

6.- Olor a frito

Uno de los olores que más se extienden por la cocina y otras instancias es el olor a frito. Para reducirlo durante el cocinado, agregad cáscara de limón a la sartén con el aceite. Cuando se termine de preparar la comida es importante lavar enseguida las sartenes y limpiar la cocina, para que no se impregne el olor. Si eres de los que prefiere recoger la cocina después de la siesta, no te quedará más remedio que poner a hervir una olla con agua, vinagre y unas cáscaras de naranja para acabar con los olores a “fritanga” más persistentes.

En el caso de que el olor esté causado por haber cocinado pescado, una alternativa efectiva es hervir un poco de canela. Otras opciones que ocultan los malos olores (pero no acaban con ellos del todo) es hervir agua con tomillo, laurel o romero, tres especias con un potente olor que dejará una sensación muy refrescante en la cocina.

Sartén de aluminio Ultimate HL
Sartén de aluminio Ultimate HLLidl

7.- Sartenes

Uno de los utensilios de cocina más difíciles de limpiar son las sartenes, porque acumulan la grasa del aceite y no siempre es fácil eliminarla tanto de la base como del interior. Si después de limpiarlas siguen teniendo olor, un truco sencillo es llenar el fregadero con agua caliente, echar vinagre y bicarbonato y dejarlo reposar cinco minutos. Después, para completar el proceso, se puede frotar la superficie con un limón. esto también ayuda a eliminar los restos de comida que hayan quedado pegados.

Si esto no fuera suficiente, hay otras opciones como envolverla en papel de periódico y meterla en una bolsa de plástico durante toda la noche.

La despensa debe estar en un ligar ventilado para evitar la acumulación de olores
La despensa debe estar en un ligar ventilado para evitar la acumulación de oloresCuccina Oggi

8.- Despensa

Muchas veces notamos malos olores en la despensa y no necesariamente es porque una patata o cebolla “oculta” se haya podrido. El mero hecho de meter varios productos perecederos dentro de la misma estancia puede provocar esta desagradable sensación. Para evitar esto es importante que la estancia esté ventilada y con poca luz para que los productos se conserven mejor. Para evitar estos malos olores, pondremos un poco de carbón vegetal alguna de las baldas de la despensa.

El mal olor del fregadero está causado casi siempre por un atasco en las cañerías
El mal olor del fregadero está causado casi siempre por un atasco en las cañeríasarchivo

9.- Fregadero

Es otro de los focos que suele dar más quebraderos de cabeza. En la mayoría de las ocasiones, la causa del mal olor suele estar provocada por un atasco o por falta de mantenimiento. Hay que evitar en la medida de lo posible la caída de restos, tanto de comida como aceite, por el desagüe, lo que a la larga provoca olores y los desagradables atascos.

Otro de los grandes enemigos de las cañerías de los fregaderos son las pastillas de lavavajillas. Normalmente la conexión suele ser la misma por lo que si la pastilla no se deshace completamente puede quedar alojada en alguna zona de la cañería y llegar a endurecerse como una piedra. Para tratar de impedir que esto se produzca, podemos calentar un cazo con vinagre, echar sal gorda y bicarbonato de sodio y echarlo de inmediato por el desagüe. Esta mezcla provocará una reacción química que ayudará a deshacer los posibles atascos. Es normal que comience a salir espuma por el desagüe, señal de que la reacción química se está produciendo.

Dejar actuar durante 20 minutos y después echar un barreño de agua lo mas caliente posible para ayudar a reblandecer los residuos. Este remedio no funcionará si el fregadero ya está atascado y tiene agua en el trayecto desde el fregadero. En este caso, la única solución es tratar de liberar el atasco con un alambre largo o directamente echando agua a presión por la tubería. Es importante tapar el desagüe del lavavajillas para que el agua no acabe en el electrodoméstico y terminemos con la cocina inundada. Si esta solución es demasiado complicada, lo mejor será recurrir a un profesional.

Si tenemos la tubería limpia y lo único que queremos es eliminar el posible olor que provenga del desagüe, pondremos una taza, con la mitad de lejía y la otra mitad de agua fría, la echaremos por el fregadero y esperaremos 20 minutos, para después dejar correr el agua del grifo.

En el caso de que busquemos una solución más aromática, volvemos a recurrir al limón o la naranja. Vertemos el zumo en un cazo con las cáscaras, lo cocemos y cuando esté caliente, lo echamos por el fregadero y tendremos un olor a fresco durante todo el día.

Cubo de basura
Cubo de basuraIkea

10.- Basura

El último punto es el de la basura, el más complicado de todos. Huelga decir que para evitar los malos olores, lo mejor es sacar la basura todos los días. Pero es inevitable que algunos de los restos caigan en la tapa paredes y suelo del cubo. Para evitar que el mal olor se acumule, espolvorearemos el fondo con bicarbonato o pondremos unos trozos de limón. Si aun así, no lo conseguimos habrá que hacer una limpieza de cubo más a fondo con una solución de cuatro partes de agua y una de limón.