MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
08:27
Actualizado
  • 1

Un debate clásico por Pedro Alberto Cruz Sánchez

La inminente llegada de Amazon a España ha reabierto uno de los debates llamados a convertirse en «clásico» dentro del panorama cultural: el futuro del libro en papel en un mercado en el que las ventas de libros digitales aumentan año tras año, al menos en ámbitos como el anglosajón, el francés o el alemán.

Tiempo de lectura 2 min.

26 de abril de 2011. 22:27h

Comentada
27/4/2011

La primera impresión que se obtiene tras analizar los diferentes pareceres es que, en general, la parte nuclear de este debate se encuentra viciada por el intento de reproducir los mismos factores de valoración utilizados para el estudio de las industrias musical y audiovisual. Y es aquí, en este trasvase de paradigmas, donde se corre el riesgo de caer en un alarmismo tal falso como excesivo.De hecho, la relación existente entre un CD o un DVD y las descargas de música y cine no es la misma que cabe entablar entre un libro en papel y otro digital. ¿Por qué? ¿En dónde radica la diferencia de modelo de coexistencia?

Las posibles respuestas conducen una vez más a la cuestión del consumo. Lo que busca, en efecto, un usuario mediante las descargas de productos musicales y audiovisuales es una personalización del consumo, que se traduzca fundamentalmente en el aumento de las condiciones de «movilidad». Escasas son las personas que prefieren la modalidad «descarga» a la tradicional por motivos del soporte. En su decisión prima, sobre todo, el deseo de lograr un consumo íntimo y subjetivizado de un producto de masas y con circulación global.

Supervivencia garantizada
Cuando, en este sentido, se aborda un tema como el de la supervivencia del libro en papel, no hay que olvidar un elemento de análisis esencial: el libro tradicional es en sí mismo un objeto transportable, susceptible de ser consumido en cualquier lugar y situación. Por cuanto su posición con respecto a cualquier dispositivo de reproducción de libros digitales es de igualdad. El libro en papel garantiza desde siempre la personalización del consumo, lo que, por encima de otra consideración, será la clave de su supervivencia en cualquier modelo de mercado que se imponga en un futuro próximo.    
 

Últimas noticias