MENÚ
martes 20 agosto 2019
08:32
Actualizado

El Aquarium de San Sebastián primero en tener anchoas en cautividad

El Aquarium de San Sebastián se ha convertido en el primero de Europa capaz de mantener regularmente anchoas en cautividad ya que, tras más de una década de intenso trabajo, ha logrado la supervivencia de esta especie, "muy nerviosa y frágil", dentro de un tanque que se exhibe a los visitantes.

  • El Aquarium de San Sebastián, primero en tener anchoas en cautividad
    El Aquarium de San Sebastián, primero en tener anchoas en cautividad
San Sebastián.

Tiempo de lectura 2 min.

08 de agosto de 2011. 11:25h

Comentada
San Sebastián. 8/8/2011

Las anchoas son inquilinas recientes del Palacio del Mar donostiarra, donde conviven con miles de peces, aunque en una pecera independiente, ya que se intentó que la compartieran con sardinas, pero la cohabitación fue imposible porque había "mucha competencia" por la comida y, al final, ganaban las sardinas.

"Están más tranquilas solas", sentencia la coordinadora del área de Biología del Palacio del Mar donostiarra, Amalia Martínez de Murguía, quien ha desvelado a Efe los factores que han hecho posible mantener regularmente en cautividad esta pequeña anchoa de la especie "Engraulis Encrasicolus", emblemática en la costa vasca.

La clave está en el intenso trabajo impulsado hace más de una década, concretamente en 1999, cuando el Aquarium de San Sebastián comenzó a investigar para lograr el hito de mantener en cautividad esta especie, que tiene "un cuerpecito muy delicado", se estresa con facilidad y pierde las escamas.

Son muchos los aspectos que entran en juego, que van desde la captura en vivo -son los barcos de cerco los que proveen de anchoa al centro-, la manipulación, el transporte y, sobre todo, la alimentación, porque se trata de una "especie pelágica, que está continuamente nadando, tiene un gran desgaste energético" y necesita ser alimentada continuamente, agrega la experta.

Tener unas instalaciones adecuadas, una calidad de agua idónea y unos "muy buenos técnicos" son otras de las cuestiones que han hecho posible que el Aquarium de San Sebastián se haya convertido en el primero de Europa que mantiene anchoa en cautividad, después de que en 2004 también consiguiera lo mismo con la merluza.

El tanque que se exhibe en Donostia contiene unas 2.000 anchoas, aunque el Aquarium también tiene un remanente en cuarentena fuera de la exposición al público, ha comentado Martínez de Murguía.

El eco de este logro se ha extendido a nivel internacional hasta llegar a oídos del profesor de Zoología y Biología Marina de la Universidad de Munich, el doctor Martin Hess, quien se trasladó hace unos meses a San Sebastián para proseguir sus estudios sobre los ojos de las anchoas.

Hess, quien lleva 15 años trabajando con esta especie, pudo así disponer, por fin, de ejemplares vivos ya que los que él mismo capturaba por la noche se morían a las pocas horas. Ahora ha vuelto a solicitar nuevas muestras al oceanario donostiarra.

Este logro del Aquarium de San Sebastián podrá ser también utilizado para analizar la viabilidad de la anchoa como cultivo estable de acuicultura, una cuestión de especial relevancia en el caso de este pescado azul, que escasea en el mar y que es considerado por muchos comensales el "caviar del Cantábrico".

Últimas noticias