MENÚ
miércoles 16 octubre 2019
18:54
Actualizado

Una de las etarras del «comando Vizcaya» trabajaba en el Ayuntamiento de Bilbao

La Guardia Civil busca en uno de los ordenadores incautados sus objetivos

  • Lorena López Díaz
    Lorena López Díaz

Tiempo de lectura 4 min.

03 de marzo de 2011. 02:14h

Comentada
3/3/2011

Madrid-Una de las últimas detenidas por la Guardia Civil, por pertenecer al «comando Vizcaya» de ETA, trabajaba en la actualidad en el Ayuntamiento de Bilbao, que preside el peneuvista Iñaki Azcuna. La «infiltrada» era Lorena López Díez, de 31 años, y a la que se le atribuye la participación en un largo historial de atentados de la banda terrorista. López no era funcionaria, sino que trabajaba como personal laboral del Consistorio, según confirmó ayer de manera extraoficial uno de los concejales del PNV a otro de los grupos de la oposición. Ahora la clave está en saber el nivel de información al que tuvo acceso desde su puesto de trabajo.

Que el grupo desarticulado por la Benemérita hubiera conseguido infiltrar a uno de sus miembros en una institución tan importante como el Ayuntamiento bilbaíno hace temer lo peor sobre el alcance de sus objetivos. Por ejemplo, el actual presidente del PP vasco ha ejercido allí muchos años como líder de la oposición.

Por otro lado, expertos de la Guardia Civil trabajan en el ordenador incautado al «comando legal armado» de ETA desarticulado en la madrugada del martes. Fuentes antiterroristas, consultadas por LA RAZÓN dan como «muy probable» que en los archivos estén los objetivos contra los que pretendían atentar los integrantes de esta célula, que, por el material incautado, debía de estar especializada en las colocación de trampas  «lapa» en los bajos de los automóviles, coches-bomba y otros artefactos explosivos.

Un «comando» de estas características, integrado por individuos no fichados, lo que les permite moverse sin problemas por las zonas en las que residen, «nunca está quieto», según las citadas fuentes. Por lo que se sabe de anteriores treguas, los «legales» se dedicaban a completar las informaciones de que disponían sobre potenciales objetivos de la banda, para atentar, cuando finalizara el alto el fuego, directamente contra ellos o facilitar los datos  a «comandos» llegados desde Francia.

En caso de confirmarse que en el ordenador intervenido se encuentren los objetivos que ETA había asignado a la célula, se da como seguro que pertenecerán a los colectivos contra los que ha atentado la banda en los últimos años: militares, miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado (Guardia Civil, Policía y Ertzaintza); políticos del PSOE y del PP; empresarios: medios de comunicación, etcétera.


Los DNI falsos pueden dar la pista
- La Guardia Civil investiga en qué lugares del País Vasco y del resto de España han podido ser utilizados los documentos falsos (DNI, pasaportes, etc.) que tenía con su foto el presunto etarra detenido Daniel Pastor. La Benemérita trata de comprobar si se han producido estancias en hoteles o compras que pudieran ofrecer pistas sobre las actividades de la célula. Por otra parte, la aparición de dos cerraduras de seguridad tipo clausor que los arrestados tenían en su poder da idea de los años que llevaba actuando este «comando».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs