MENÚ
martes 17 septiembre 2019
14:52
Actualizado

La Policía se limitará a vigilar los edificios de internamiento de «ilegales»

Funcionarios civiles asumirán la gestión de los centros de extranjeros

Tiempo de lectura 2 min.

01 de febrero de 2012. 02:46h

Comentada
1/2/2012

MADRID-Entre los retos que se ha propuesto el departamento de Interior que dirige Jorge Fernández está el de llevar a cabo una reforma de los Centros de  Internamiento de Extranjeros (CIE), una reforma que quiere pactar con los distintos partidos.  Este anuncio sobre los CIE se produce tras las quejas que diversos sectores manifestaron sobre el trato a las personas que se encuentran en estas instalaciones.

Entre las reformas, el ministro del Interior anunció su intención de limitar la actuación policial en dichos centros a tareas de vigilancia, dejando la atención de los internos a «otro personal especializado»,  medida que recogerá en el reglamento de regulación de estas instalaciones, cuya elaboración está pendiente desde el año 2010. Esto incluye que haya personal sanitario en estas instalaciones.

Según explicó, su objetivo es «definir un modelo de gestión en que la Policía cumpla las tareas que le corresponden: la seguridad» de los CIE, mientras que «las que no se circunscriban» a esta misión sean «asumidas por otro personal especializado».Para Fernández «es preciso revisar el planteamiento de los CIE y su gestión», lo que se acometerá mediante la elaboración de un reglamento que rija «el régimen de organización y   funcionamiento» y que permita «incorporar mejoras en línea con las recomendaciones del Defensor del Pueblo» y, en concreto, de las elevadas tras la visita que la Institución realizó a mediados de  enero al centro de internamiento de extranjeros de la Zona Franca de Barcelona.

«La necesidad en España de revisar los centros de extranjeros es una obviedad que comparto porque las personas inmigrantes, por el   hecho de serlo, no son delincuentes, sino personas como nosotros   dotadas de la misma dignidad, de iguales derechos y de las mismas   obligaciones», señaló, al mismo tiempo que apuntó a los CIE  de Málaga y Algeciras, como centros que precisan de «cambio de cierto   calado», que su departamento ministerial abordará.

El ministro explicó ante la Comisión de Interior que en la actualidad existen 12 centros en España, seis en la Península y otros tantos en las Islas Canarias, con un total de 4.116 plazas que han registrado una ocupación media del 67,39 por ciento, «dos tercios de   su capacidad». Según indicó, la estancia media por interno se estima en 18,21 días, frente al máximo de 60 que la ley permite retener a un   extranjero en un CIE en espera de expulsión.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs