MENÚ
sábado 21 septiembre 2019
01:03
Actualizado

El despilfarro nacionalista

La Generalitat mantiene partidas millonarias para el catalanismo

Tiempo de lectura 2 min.

25 de julio de 2012. 01:51h

Comentada
25/7/2012

Barcelona- Desde que Artur Mas accedió a la Generalitat en diciembre de 2010, los recortes se han impuesto para intentar reducir el déficit (3,72% del PIB catalán), pero el ejecutivo autonómico ha mantenido e, incluso, multiplicado partidas que considera claves para la proyección exterior de Cataluña y, especialmente, la promoción del catalán, idioma en que emiten íntegramente los medios públicos –TV3 y Catalunya Ràdio– a los que el Govern destina 260 millones.

El caso más paradigmático de que los recortes a la lengua no se han dado es la Ley del Cine que aprobó el tripartito con el apoyo de CiU y en la que el actual consejero de Cultura, Ferran Mascarell, tenía que desencallar el conflicto con las poderosas «majors» estadounidenses que, como ya ocurrió en tiempos de Pujol, se oponían a pagar el doblaje al catalán. Finalmente, la Generalitat duplicó el presupuesto –1,4 millones– para que los espectadores de cine en catalán pasen de 117.000 en 2010 a 1,5 millones este año. El acuerdo incluía pagar el doblaje y dejar en suspenso las multas.

El ejecutivo autonómico también anunció un premio a dedo a la entidad Òmnium Cultural, promotora entre otros de la manifestación contra la sentencia del TC sobre el Estatut, de 1,4 millones precisamente cuando el PP le pedía que rebajara las «subvenciones patrióticas». Antes de firmar los presupuestos de 2012, la formación que lidera Alicia Sánchez-Camacho propuso a Mas que recortara un 50% los 294.300 euros de la Casa de Perpinyà, así como las subvenciones a los «casals» y las «embajadas». Pero la acción exterior es imprescindible, con «embajadas» en Nueva York, Berlín, Londres, Buenos Aires, París y Bruselas con 1,12 millones y cada delegado cobrando unos 80.000 euros anuales. Sólo el alquiler de la oficina en Bruselas cuesta este año 832.000 euros y 473.000 la del Rockefeller Plaza de Nueva York. Alquilar la oficina de la Generalitat en Madrid vale otros 262.000 euros.

 

Gastos en entredicho
LENGUA 27,2 millonespara el Consorcio de Normalización Lingüística, que vela por la expansión del uso del catalán.
CAC  6,2 millonestiene este año el Consejo del Audiovisual (CAC), organismo que revisa la programación para determinar si hay programas ofensivos.
«EMBAJADAS» 1,12 millonespara las «embajadas» en Berlín, París, Londres, Nueva York,  Bruselas y Buenos Aires. La Generalitat insiste en que son completementarias con las oficinas comerciales (27), a las que destina 11,7 millones.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs