MENÚ
jueves 18 julio 2019
01:18
Actualizado

EE UU pide a las aerolíneas que extremen sus controles

Nueva táctica terrorista de Al Qaida: implantes explosivos

La célula de Al Qaida en Yemen busca nuevas formas de atacar y hacer estallar aviones en Estados Unidos. Según un funcionario estadounidense, los terroristas valoran la posibilidad de utilizar «personas bomba», que implantarían los explosivos dentro de su cuerpo.

  • Un agente de seguridad observa a los pasajeros que pasan a través de un escáner termal en el aeropuerto de Bangkok, en una foto de archivo
    Un agente de seguridad observa a los pasajeros que pasan a través de un escáner termal en el aeropuerto de Bangkok, en una foto de archivo
Nueva York.

Tiempo de lectura 2 min.

08 de julio de 2011. 02:13h

Comentada
Nueva York. 8/7/2011

Es la nueva forma de sortear los escáneres y medidas de seguridad en los aeropuertos del país que se le ha ocurrido a los terroristas. Los expertos también creen que éstos podrían insertarse  explosivos en las cavidades corporales como hacen de forma habitual los contrabandistas de droga.
De momento, no hay ningún indicio de un atentado inminente, pero la Administración de Barack Obama lo ha notificado a otros países y ha advertido a las aerolíneas de que deben de extremar sus medidas de seguridad en los aeropuertos. Así las cosas, los pasajeros sufrirán largas colas antes de embarcar.
En esta ocasión estarían en riesgo los vuelos internacionales, aunque las personas que se desplacen dentro de Estados Unidos van a ver más perros entrenados para detectar bombas en las salas de espera de los aeropuertos.
El portavoz de la Administración de Seguridad, Nicholas Kimball, indicó que «las nuevas medidas de seguridad incluirán interacción con los pasajeros [en referencia a posibles interrogatorios], cacheos y empleo de nuevas herramientas y tecnología».
La amenaza de «personas-bomba» fue revelada el pasado año por el MI5 en una operación de investigación en Reino Unido sobre las nuevas técnicas de Al Qaida. Sin embargo, el departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos tiene nueva información de inteligencia sobre esta forma de atentar.
Los servicios de seguridad creen que los terroristas han pensado probar con bombas implantadas dentro del cuerpo humano a consecuencia de la introducción en los aeropuertos de los controvertidos escáneres de cuerpo. Estos dispositivos no podrían detectar explosivos implantados dentro de las personas porque están diseñados sólo para encontrar objetos pegados al cuerpo. En cambio, no pueden examinar los órganos internos o detectar plásticos que contenga explosivos químicos.

Un sofisticado sistema
Los expertos creen que los hombres se colocarían las bombas cerca del apéndice o las nalgas, mientras las mujeres lo harían en el pecho. La operación para meter los explosivos en el cuerpo humano seguiría el protocolo habitual: tras cortar con bisturí, se introduciría el explosivo Pentaerythritol Tetranitrato (PETN) en un pequeño saco de plástico y luego en el suicida. La bomba sería detonada con una jeringuilla hipodérmica que inyectaría TATP (Triacetona Triperoxida) a través de la piel en el pequeño saco con el explosivo.

Últimas noticias