MENÚ
domingo 16 junio 2019
17:20
Actualizado

El escándalo de las escuchas telefónicas debilita la influencia política del magnate Rupert Murdoch

«News of the World» cierra por espionaje

Rupert Murdoch, el magnate de los medios de comunicación, anunció ayer el cierre del «News of the World». Después de 168 años, el domingo será el último día que el tabloide –el más leído de Reino Unido– saldrá a la calle.

  • «News of the World» cierra por espionaje
    «News of the World» cierra por espionaje
Londres.

Tiempo de lectura 4 min.

08 de julio de 2011. 02:11h

Comentada
Londres. 8/7/2011

Se trata del fin de una era, un desenlace inesperado que no hace otra cosa que dar aún más protagonismo al escándalo de mala praxis que durante años viene acechando al dominical. Desde 2006, Scotland Yard investigaba las supuestas escuchas ilegales que los reporteros utilizaban para obtener información para sus suculentas exclusivas. Entre la lista de afectados figuraban famosos y miembros de la Familia Real británica, pero esta semana la historia dio un cambio de rumbo cuando se hizo público que entre los teléfonos pinchados también se encontraban familiares de las víctimas del atentado del 7-J, los padres de Holly Wells y Jessica Chapman, dos menores secuestradas y asesinadas en 2002, e incluso viudas de soldados fallecidos en Irak y Afganistán. En algunos casos, la misma Policía habría podido estar involucrada al recibir dinero a cambio de dar información a los periodistas sobre las historias más escabrosas.
David Cameron anunció el miércoles una investigación oficial al margen de las pesquisas policiales y ayer volvió a matizar su compromiso por esclarecer hasta el final todo el asunto.
«News of the World» tenía una tirada de 2,66 millones de ejemplares y sólo con publicidad ganaba una media de 660.000 libras cada fin de semana. Pero Mur-doch no tenía muchas opciones de juego. Si el australiano no hubiera tomado ayer la decisión, el dominical se habría caído por su propio peso, ya que los anunciantes habían planeado un boicot y muchos distribuidores habían tomado la decisión de no repartirlo en sus zonas. Y es que la sociedad británica está realmente conmocionada después de saber el perfil de las nuevas víctimas. En los 11.000 documentos confiscados al investigador privado que realizó las escuchas ilegales figuran los teléfonos de más de 4.000 personas. Para lavarse las manos, el domingo el tabloide saldrá sin publicidad y destinará los ingresos a causas benéficas.
Su cierre supone un punto y aparte en la historia del periodismo británico. Y también en la política. El dominical, al fin y al cabo, siempre ha tenido las llaves de Downing Street. Candidato que apoyaba en su portada, candidato que se mudaba al número 10. Es, por tanto, muy dudoso que el magnate australiano vaya a deshacerse sin más de su gallina de los huevos de oro. La compra de la cabecera en 1969 fue la responsable de la fortuna que le permitió construir el imperio de News Internacional, un grupo al que pertenece también «The Times» y al que quería incluir por completo la televisión British Sky Broadcasting (BSkyB).
Murdoch ya cuenta con un 39% de la compañía. El Gobierno le había dado recientemente el visto bueno para adquirir el resto de acciones. La operación se debía cerrar hoy, pero, visto el panorama, Cameron ha decidido posponer la decisión hasta septiembre, pese a la estrecha amistad que le une al propio australiano y a la consejera delegada del grupo, Rebekah Brooks.
Anoche la BBC informó de que ahora «The Sun» también se publicará los domingos para llenar el vacío que deja su dominical. «The Guardian» afirmó que el martes se creó el dominio de Internet «thesunonsunday.co.uk».
El escándalo del tabloide no está siendo tampoco plato de buen gusto para el «premier». Es consciente del apoyo que le dieron las cabeceras del grupo durante las elecciones y en Reino Unido siempre se ha sabido que Murdoch pide luego algo a cambio a los políticos a los que ha situado en lo más alto.
El vínculo especial entre el primer ministro y el grupo llegó hasta tal punto que tras los comicios, el líder «tory» contrató al que fuera director del dominical como su jefe de prensa. Cuando la polémica comenzó a ganar terreno, el periodista Andy Coulson tuvo que salir en abril por la puerta trasera. Coulson fue director de «News of the World» hasta 2007. Dejó el puesto después de que el responsable de la información de la Casa Real, Clive Goodman, fuera encarcelado por intervenir los teléfonos móviles de empleados de Buckingham Palace. Según «The Guardian», Coulson será detenido hoy por la Policía bajo la sospecha de haber tenido constancia de los delitos cometidos por «News of the World».

Un imperio mundial
Rupert Murdoch, considerado por la revista «Forbes» como uno de los hombres más influyentes del mundo, tiene en sus alforjas un imperio mediático que se expande por todo el mundo. Sólo en Reino Unido cuenta con News Corporation, que agrupa a los diarios «The Sun», «The Times» y el semanario «News of the World», además de la televisión por suscripción Sky.  En Estados Unidos atesora «The New York Post» y la televisión por cable Fox, cuya influencia en Iberoamérica es muy grande en cuanto a contenidos de entretenimiento. En Australia, de donde Murdoch es originario, a través de las empresas Cumberland Newspaper Group y Leader Newspaper Group, suma más de 50 publicaciones, entre diarios y semanarios.

Últimas noticias