MENÚ
sábado 20 octubre 2018
19:25
Actualizado
  • 1

El PP y el PSOE sufren un ligero retroceso de 1,4 y 1,6 puntos, respectivamente. El BNG pasaría del 18,9% de los votos al 20,1

Encuesta de NC Report para LA RAZÓN: El PP no consigue la mayoría para recuperar la Xunta de Galicia

El PP tendría entre 35 y 37 diputados, resultado que lo dejaría a uno de los 38 que necesita para gobernar, según un sondeo de NC Report para LA RAZÓN. El BNG, único partido que ganaría votos y escaños

  • Feijóo repite mayoría pero no desbanca de la Xunta al bipartito
    Feijóo repite mayoría pero no desbanca de la Xunta al bipartito
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

18 de enero de 2009. 23:38h

Comentada
Madrid. 19/1/2009

A tan sólo seis semanas de las comicios gallegos, los ciudadanos ya han hablado y parece que no habrá grandes sorpresas.  Al igual que ocurrió hace cuatro años con Fraga, su sucesor, Alberto Núñez Feijóo, se alzaría con la mayoría pero no ocuparía la Presidencia de la Xunta de repetirse el pacto entre el PSOE de Emilio Pérez Touriño y el Bloque Nacionalista Gallego liderado por Anxo Quintana, porque se quedaría a un escaño de la mayoría absoluta. El único que aumentaría sus votos, diputados y porcentajes sería el BNG, según una encuesta de NC Report para LA RAZÓN.
Y es que, a pesar del clima preelectoral que se vive en Galicia desde que el pasado verano se empezó a especular con el probable adelanto de las elecciones a su Parlamento, el nivel de participación previsto es inferior al registrado en 2005. Quizás, éste sea el motivo fundamental del retroceso experimentado por el PP, que baja 1,4 puntos, pasando del 45,8 por ciento al 44,4. No obstante, los populares se mantendrían como fuerza hegemónica en la Comunidad Autónoma al obtener entre 35 y 37 escaños, rozando, una vez más, la mayoría absoluta.
La misma suerte corre el PSOE, la segunda formación más votada de Galicia, que retrocede 1,6 puntos, pasando del 33,6 por ciento al 32. Los socialistas podrían obtener entre 24 y 25 escaños, pese a que la abstención haría que pierdan 49.000 votantes. De este modo, el BNG se convierte en la única fuerza parlamentaria que mejoraría sus resultados. Su electorado registra un aumento de 6.000 votantes, pasando de 311.954 a 318.000. Supera los resultados de los anteriores comicios en 1,2 puntos hasta llegar al 18,9 por ciento al 20,1, y podría pasar de los 13 escaños actuales a 14 o 15. Parece que la actitud más moderada de Quintana ha dado sus frutos.
El traspaso de votos
Llama la atención el baile de sufragios que se ha producido entre los ciudadanos gallegos. Si nos preguntamos dónde han ido a parar los votos que ha perdido el PP, la respuesta está clara: 26.000 votantes al PSOE y 11.000 a UPyD, el partido de Rosa Díez. No obstante, en este intercambio de sufragios el PP sale ganando al recibir 28.000 de los socialistas.
El partido de Pérez Touriño cede, además, 14.000 votos al BNG y 3.000 a Izquierda Unida. Pero, sin duda, la sorpresa está en UPyD, que le arranca 8.000 sufragios y se va consolidando como una opción a tener en cuenta. Lo mismo que ocurre con los nacionalistas, que han logrado mantener la fidelidad de su electorado. Según la encuesta de NC Report, Quintana actualizaría el siete por ciento de su electorado con la incorporación de 18.000 nuevos electores.
En base a estos resultados, resulta evidente que el BNG es el que presenta los mejores indicadores al lograr una fidelidad del 93,5 por ciento de su electorado. Le siguen los populares con el 86 por ciento, lo que impide que en esta legislatura las aspiraciones de Núñez Feijóo vuelvan a chocar contra la posible alianza entre socialistas y nacionalistas. Por el contrario, el PSOE es el que cuenta con el electorado más volátil, ya que cuenta con el 81 por ciento de aquellos que le votaron en 2005.
Por provincias
El ligero descenso experimentado por el PP se refleja en las cuatro provincias. La formación podría perder un diputado en La Coruña, que iría a parar al BNG, y lo mismo le ocurriría en Lugo, donde mantiene una estrecha disputa con el PSOE. Una lucha que se repite en Pontevedra, pero en esta ocasión los protagonistas son otros. Los socialistas podrían perder uno de sus escaños en favor del BNG. En La Coruña y Orense, el PSOE mantendría su actual representación.
Pero en estos comicios el protagonista ineludible: la abstención. En 2005, el número de gallegos que decidió no acudir a las urnas ascendió a 936.609, lo que supone un 35,79 por ciento de los censados. En esta ocasión, podría alcanzarse el 39,08 por ciento de abstención y superar en 3,29 puntos lo ocurrido en 2005. El partido que más votantes aporta a esta lista es el PP. El 49 por ciento de los votantes que depositaron su confianza en esta formación en los anteriores comicios no acudiría a las urnas el próximo 1 de marzo. Y lo mismo haría el 32 por ciento de los ex votantes del PSOE.
Otro referente a tener en cuenta en unas elecciones son los nuevos votantes. El 70,4 por ciento de los recién llegados se inclina por los dos grandes partidos. El 38,3 por ciento apostaría por el PP y el 32,1 daría su apoyo al PSOE. El tercer receptor sería el BNG, que se quedaría con el 22,2 por ciento de los nuevos electores.
En definitiva, el PP se mantiene como la primera fuerza política en la comunidad autónoma y también la más votada por los mayores de 30 años. Le siguen el PSOE, con los votos de los menores de 30 años, y el BNG.

Ficha técnica
Empresa: NC Report.
Universo: Censo electoral de Galicia.
Tamaño de la muestra: 1.000 entrevistas telefónicas realizadas del 12 al 16 de enero.
Nivel de confianza y error muestral: Para un nivel de confianza del 95,45% (2 sigmas), y para P=Q, el error es el3,16%.
Estratificación: Cruce de cuatro provincias con cinco tipos de municipios.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs