Los menores de 45 apoyan la píldora sin receta y los mayores la critican

En conjunto, un 39,2 por ciento apoya el anuncio sobre la píldora del día después, frente a un 38 en contra.

Los menores de 45 apoyan la píldora sin receta y los mayores la critican
Los menores de 45 apoyan la píldora sin receta y los mayores la critican

MADRID- La polémica decisión de los ministerios de Sanidad e Igualdad sobre la libre dispensación de la píldora postcoital no sólo ha causado controversia entre padres, farmacéuticos y médicos, también ha dividido al conjunto de la ciudadanía. Así se desprende al menos de los resultados de la encuesta elaborada por NC Report para LA RAZÓN. A la pregunta: «¿Está usted a favor de que la píldora del día después se podrá adquirir en toda España sin receta médica ni límite de edad?», las respuestas reflejan un empate técnico: el 39,2 por ciento se declara a favor, el 38,02 por ciento en contra y el 22,8 no sabe o no contesta. Con todo, pueden apreciarse diferencias notables según la franja de edad en la que nos centremos. Así, entre los jóvenes de 18 y 29 años, el «sí» es mayoritario con un 45,1 por ciento de los votos, mientras que el «no» pertenece al 35 por ciento. Resultados similares ofrece la franja que va de los 30 a los 44 años, con el 42 por ciento de las respuestas favorables y el 35,9 en contra. Sin embargo, las cifras se invierten cuando hablamos de los adultos de entre 45 y 64 años. De éstos últimos, el 35,3 por ciento se declara a favor de la decisión del Gobierno, pero el 40,8 rechaza la medida, mientras que el 23,9 no sabe o no contesta. Este patrón se repite en los encuestados de 65 años o más, que en un 40,5 por ciento se declara en contra y en un 33,8 dice estar a favor. Donde no existe ningún tipo de división es a la hora de valorar el funcionamiento de los servicios públicos que atienden a los niños y adolescentes en nuestro país: un 37,5 por ciento de los encuestados cree que funcionan mal, un 11,1 opina que muy mal, y un 33,6 por ciento asegura que regular. Sólo un 10,3 por ciento cree la actuación de dichos servicios es buena y un 4,9 asegura que muy buena. Mal funcionamientoSi desglosamos las respuestas por edades, también encontramos diferencias dependiendo de la franja. La opinión más extendida entre los jóvenes de 18 a 29 años es que estos servicios arrojan un saldo regular –38 por ciento– o directamente malo –36,7–. La disparidad se estrecha si saltamos a la franja que va de los 30 a los 44 años –un 36,7 por ciento cree que funcionan regular y un 36,3 opina que mal–. Finalmente, los encuestados de entre 45 y 64 años estima que el proceder de estos servicios es malo –39 por ciento–, al igual que los mayores de 65 –38,1–.