Macron asegura que con Trump la OTAN ha entrado "en muerte cerebral”

El presidente francés lamenta en una entrevista a “The Economist” que Washington ha dado la espalda a sus aliados. Alerta de que “la UE se encuentra al borde del precipicio”

No es la primera vez que Emmanuel Macron pretende hacer saltar todas las alarmas y pellizcar con fuerza las conciencias e instituciones que simbolizan el multilateralismo. El presidente francés ha afirmado, en una entrevista publicada por "The Economist" este jueves, que la falta de liderazgo estadounidense está causando la “muerte cerebral” de la OTAN y que Europa, que está "al borde del precipicio”, debe comenzar a actuar como una potencia mundial estratégica o sino estará condenada a desaparecer.

Dice el presidente galo que su homólogo Donald Trump “no comparte nuestra idea del proyecto europeo” y que EE UU muestra signos de “darnos la espalda”, especialmente al retirar inesperadamente sus tropas fuera del norte de Siria. También, en la misma entrevista, el mandatario ha cuestionado el principio fundamental de la “defensa colectiva”, que significa una ayuda mutua entre aliados. “Existe un riesgo considerable de que a la larga desaparezcamos geopolíticamente, o al menos que ya no tengamos control sobre nuestro destino”, afirma Macron.

Según el presidente francés, Trump ha dado la espalda a sus aliados europeos y socavado la Organización del Tratado del Atlántico Norte, de 70 años, creando una amenaza existencial para los socios transatlánticos de EE UU. Por ello, el inquilino del Elíseo estima que los miembros europeos de la alianza “deberían reevaluar la realidad de lo que es la OTAN a la luz del compromiso de Estados Unidos”.

Estas declaraciones abonan y marcan el terreno de cara a la próxima reunión de los líderes de la OTAN que se celebrará en Londres del 3 al 4 de diciembre y no han pasado ni mucho menos inadvertidas para otros líderes. La canciller alemana, Angela Merkel, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, han rechazado las críticas del presidente francés. "No comparto esta opinión", ha asegurado la alemana en rueda de prensa conjunta con el secretario general aliado en Berlín, al ser preguntada por las polémicas declaraciones del mandatario galo. "El presidente francés ha dicho palabras bastante drásticas. No es como yo veo el estado de la cooperación en la OTAN. No creo que un juicio tan categórico sea apropiado", subrayó Merkel, que ha dejado claro que la OTAN está en el "interés" de los aliados. "Es nuestra alianza de seguridad", ha remachado. Merkel ha defendido que en los últimos años haya un mayor trabajo "en el sentido político" en el seno de la Alianza y, aunque ha admitido que los europeos deben asumir su propio destino, ha insistido en que la relación trasatlántica "es absolutamente indispensable". "Hay muchas áreas en las que la OTAN está trabajando muy bien", defendió Merkel.

Por su parte, Stoltenberg se mostró "de acuerdo" con la canciller y defendió que "Estados Unidos está aumentando su presencia en Europa, con más militares, ejercicios y más inversiones en infraestructuras". "La realidad es que hacemos más juntos", sentenció el secretario general de la Alianza. "Cualquier intento de distanciar a Europa de Norteamérica no solo debilitará a la Alianza, el vínculo trasatlántico, sino que dividirá a Europa", avisó el noruego, que subrayó el mayor refuerzo militar acometido en los últimos años por los aliados desde el fin de la Guerra Fría en respuesta a un mundo "más impredecible e incierto" y las iniciativas para reforzar la defensa europea en la UE, dejando claro, no obstante, que una mayor unidad entre los europeos "no puede sustituir a la unidad trasatlántica”. Stotlenberg destaca en valor del aumento del gasto en defensa promovido en los últimos años por los europeos y Canadá, recordando que invertirán 100.000 millones de dólares más en defensa para finales de 2020, pero insiste en que todos los aliados deben "cumplir" el objetivo pactado de elevar el gasto en defensa al 2% del Producto Interior Bruto, una constante exigencia de la Administración estadounidense.