“Dejad de dispararos, no tenemos camas para heridos de bala”

El alcalde de Baltimore (EE UU) pide a sus vecinos el fin de los tiroteos porque se necesitan las plazas de los hospitales para enfermos de Covid-19. En el último incidente, un hombre armado con un rifle hirió ayer a siete personas

Imagen de archivo de un coche policial atacado en Baltimore
Imagen de archivo de un coche policial atacado en BaltimoreNOAH SCIALOMEFE

El alcalde de la ciudad estadounidense de Baltimore, Jack Young, ha hecho un llamamiento a los vecinos para que dejen de enfrentarse con armas de fuego tras un tiroteo anoche porque se necesitan las camas de los hospitales para atender a los enfermos de Covid-19.

“No podemos bloquear nuestros hospitales y sus camas con gente que sufre disparos sin sentido porque vamos a necesitar esas camas para los infectados con coronavirus. Y podrían ser sus madres, su abuelas o alguno de sus parientes, por lo que téngalo en cuenta”, dijo Young, según recogen los medios de comunicación locales.

El político hizo estas declaraciones después de que en la noche del martes al menos siete personas resultaran heridas por los disparos realizados por un hombre armado con un rifle, que más tarde se dio a la fuga, en la zona de Madison Park, en Baltimore, que ayer ha registrado el quinto caso de coronavirus.

“Quiero reiterar lo completamente inaceptable que es el nivel de violencia que hemos visto recientemente -agregó el alcalde-. No toleraremos tiroteos masivos ni un aumento de los delitos”. Dirigiéndose a los criminales, Young subrayó: “A aquellos que quieran seguir disparando y matando a gente en esta ciudad, no vamos a tolerarlo (...). Los vamos a buscar y los atraparemos”.

Con más de 600.000 habitantes, Baltimore es una de las ciudades más violentas de Estados Unidos. y acabó 2019 con más de 300 homicidios, una marca lúgubre que registró por quinto año consecutivo, de acuerdo a datos de la policía local. La situación de violencia, el auge de las drogas y la corrupción en Baltimore vienen de lejos, y ya fueron inmortalizadas en la famoas serie de televisión “The Wire” (2002).

La situación en la ciudad coincide con un auge de la venta de armas y municiones en Estados Unidos. El miedo a lo que pueda venir dispara las ventas, y en ciudades como Los Ángeles la gente hace cola en las armerías y se colapsan las tiendas online.

Al igual que en el resto del mundo, los habitantes de Baltimore afrontan ahora el riesgo del nuevo coronavirus. Según los últimos datos proporcionados por las autoridades de Maryland, donde se ubica la localidad, hasta el momento hay más de ochenta casos de Covid-19 en este estado, de los que cinco están en Baltimore. Y las autoridades locales tratan de estar preparadas para la eclosión de la pandemia. De hecho el propio alcalde acaba de anunciar la primera muerte en la ciudad provocada por la pandemia.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), de titularidad gubernamental, han informado de que en Estados Unidos se han confirmado más de 7.038 casos de coronavirus hasta ahora y se han producido al menos 97 fallecimientos, aunque recuentos extraoficiales elevan la cifra de muertos a 116.