Los herederos de Leonard Cohen estudian una demanda contra Trump por usar el “Hallelujah”

La familia del cantante canadiense se muestra “sorprendida y consternada” pues habían denegado específicamente al Partido Republicano la interpretación del himno en la clausura

Fuegos artificiales tras la Convención Nacional Republicana en Washington
Espectáculo de fuegos artificiales detrás de la Casa Blanca y el Monumento a Washington después de que el presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, pronunciara su discurso durante la última jornada de la Convención Nacional Republicana (RNC) en WashingtonMICHAEL REYNOLDSEFE

Los herederos de Leonard Cohen informaron este viernes que estaban considerando emprender acciones legales por el uso del “Hallelujah” del cantante canadiense en la Convención Nacional Republicana (RNC), calificándolo de descarado intento de politizar la canción.

Una grabación de “Hallelujah” de Tori Kelly se escuchó durante un espectáculo de fuegos artificiales el jueves por la noche que siguió al discurso de aceptación del presidente Donald Trump para la nominación republicana.

Una segunda versión, más operística, fue realizada en cámara por el tenor estadounidense Christopher Macchio.

Los herederos de Cohen dijeron en un comunicado que estaban “sorprendidos y consternados” de que la canción hubiera sido utilizada, diciendo que específicamente había denegado la solicitud del partido para hacerlo. Dijo que estaba explorando opciones legales y calificó la decisión de la RNC como un “intento bastante descarado de politizar y explotar de una manera tan atroz ‘Hallelujah’, una de las canciones más importantes en el catálogo de canciones de Cohen”.

“Si la RNC hubiera solicitado otra canción, ‘You Want it Darker’, por la que Leonard ganó un Grammy póstumo en 2017, podríamos haber considerado la aprobación de esa canción”, agrega el comunicado.

Cohen murió en 2016 a los 82 años después de un resurgimiento tardío en su carrera.

No es el primer caso

“Hallelujah”, lanzado por primera vez en 1984, se ha convertido en su canción más interpretada. El uso de la canción consternó a los fanáticos de Cohen en las redes sociales y siguió un patrón de canciones pop no autorizadas en los eventos y mítines de Trump.

Los Rolling Stones, Neil Young, Tom Petty, Rihanna, Elton John, Adele y Queen se encuentran entre las docenas de músicos que han emitido cartas de cese y desistimiento o se han pronunciado en contra de que su música se utilice en los mítines de Trump.