El virus misterioso que llevó a la UCI a una mujer que estaba de vacaciones en Turquía

Sus hijos recaudan dinero para poder afrontar las facturas y traerla de vuelta a Reino Unido para que sea tratada. No la dejaron embarcar porque tenía fiebre

Michaela Heathcote, una mujer británica de 41 años y madre de dos hijos, se fue de vacaciones a Turquía en septiembre y ahora se debate entre la vida y la muerte en una UCI. Su familia ha contado que cuando quiso regresar a casa no la dejaron embarcar porque tenía fiebre. Dos semanas después su estado de salud había empeorado de tal manera que fue ingresada en la UCI de un hospital público de la ciudad turca de Fethiye.

Su hijo Jordan, de 22 años, asegura que su madre está “inconsciente y no responde” y nadie sabe qué es lo que le ocurre. Está intubada y no puede respirar sin la máquina de soporte vital que la asiste. “Me dijeron que sufría de insuficiencia hepática y le habían hecho una transfusión de sangre”. La familia ha tratado de que Michaela fuera trasladada a Reino Unido en un avión medicalizado pero el hospital considera que no está en condiciones de volar. Ahora los hijos se preguntan cómo van apagar las facturas del hospital, que podrían ascender a muchos miles de libras.

Sus hijos no saben si su madre tenía un seguro que cubriera el tratamiento y los gastos del hospital, y dicen que anteriormente ha tenido problemas con las pólizas de seguro debido a sus discapacidades y problemas de salud. Michaela sufre trastornos neurológicos y depresión. La familia ha iniciado un llamamiento para recaudar fondos.

Se suponía que iba a ir a Turquía unos días con la intención de mirar un apartamento para alquilarlo un año. Pero o volvió.