Perú abre Machu Picchu para un solo turista

El turista japonés llevaba siete meses atrapado en el país debido al coronavirus

Perú abrió las ruinas de Machu Picchu para un solo turista japonés después de que esperara casi siete meses para ingresar a la ciudadela inca, mientras estaba atrapado en el país andino durante el brote de coronavirus.

La visita de Jesse Takayama al Machu Picchu se produjo gracias a una solicitud especial que presentó mientras estaba atrapado desde mediados de marzo en la localidad de Aguas Calientes, en las laderas de las montañas cercanas al lugar, informó el lunes el ministro de Cultura, Alejandro Neyra.

“Había venido a Perú con el sueño de poder entrar”, dijo Neyra en una rueda de prensa virtual. “El ciudadano japonés ha entrado junto con nuestro responsable del parque para que pueda hacerlo antes de regresar a su país”.

Takayama, que tenía su entrada dese marzo, visitó las ruinas de la ciudadela construida hace más de 500 años el sábado y se convirtió en el primer visitante en siete meses en poder recorrer el lugar.

Su plan original era pasar solo unos días en Perú para conocer Machu Picchu. “¡Esto es tan asombroso! ¡Gracias!”, indicó Takayama en un vídeo grabado en la cima de Machu Picchu. El ministro Neyra dijo que en noviembre las ruinas de piedra de Machu Picchu se reabrirán para turistas nacionales y extranjeros, sin precisar fecha.