Los demócratas aguardan a los resultados en el cinturón de óxido

Aún no ha comenzado el recuento del voto por correo en Pensilvania. Todos los ojos en los tres estados que podrían dar a Biden la llave a la Casa Blanca

Un cartel en el que se puede leer "contad los votos", en el porche de la base del Partido Demócrata en el condado de FultonNATHAN LAYNEREUTERS

A las 10 de la mañana (hora local) comienza el recuento de votos en Pensilvania, un estado bisagra que en 2016 se decantó por Donald Trump y que a esta hora resulta fundamental para ambos candidatos.

La mayoría de los que entonces votaron por Trump echaban de menos “el humo saliendo de las fábricas, los hornos, las grandes chimeneas en Pensilvania” y ven en la globalización la culpa de que se hayan apagado, llenando su Estado de enormes fábricas vacías y zonas deprimidas.

Sin resultados oficiales, los demócratas confían en el cinturón de óxido para volver a la Casa Blanca. Sus esperanzas están puestas en Pensilvania, Michigan y Wisconsin. Con la victoria de Biden en Arizona confían en hacerse con estos estados en los que aún no se han contado cientos de miles de votos.

En Michigan, con el 90% escrutado, Trump lleva una ligera ventaja (49,4%) sobre Biden (49,1%) que se traduce en unos 13.000 votos de diferencia. “Tenemos que contar cada voto y asegurarnos de que se cuentan bien”, explica Debbie Dingell, miembro demócrata de la Cámara de Representantes a la NBC. Dingell confía en que la alta participación de las mujeres le otorgue la victoria a Biden en Michigan.

En Wisconsin, pasa al contrario, con el 97% del recuento ya hecho, Biden iba por encima con 1.630.337 votos, el 49,5% frente a Trump que 1.609.640 votos le otorgan el 48,8% de los votos.

En Pensilvania, aún no se ha llegado al 65% del recuento oficial. Trump va ganando en este escrutinio aún sin finalizar por casi 700.000 votos. Va liderando con el 55,7%, pero aún no han empezado a contar el voto anticipado, por lo que los demócratas no lo dan por perdido. Con estas cifras, analizan al milímetro los votos que necesita Biden para hacerse con Pensilvania. Fuentes de la campaña explicaban que en el condado de Erie, faltaban 35.000 votos por contar y Biden necesita hacerse con entre 25.000 y 10.000 votos. “Es muy posible dado el énfasis de los demócratas, pero será muy duro”.

La covid-19 les ha jugado una mala pasada aquí. La misma fuente asegura que mirando atrás deberían haber hecho más hincapié aquí respecto al voto por correo, con cientos de voluntarios llamando a las puertas durante meses para motivar y facilitar el voto por correo. “Dicho todo esto, también es cierto que muchas personas a las que vimos que dijeron que habían votado por correo no están en estos números”, indican fuentes internas de la campaña demócrata en Pensilvania.