El Polisario declara el fin del alto el fuego y prepara la guerra

El delegado del Frente Polisario en Canarias confirma el comienzo de las hostilidades con Marruecos: «La guerra empezó»

El Gobierno de Marruecos optó ayer por el silencio en las primeras horas después de que el secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali, anunciara que da por roto el alto el fuego vigente con Marruecos desde 1991 y declarara el estado de guerra. Las noticias son confusas, porque mientras el Frente Polisario asegura haber atacado el viernes a las Fuerzas Armadas Reales (FAR) en varios frentes del muro de defensa levantado por Marruecos del norte al sur del Sáhara Occidental, los medios oficiales marroquíes minimizan esos ataques, cuando no los desmienten.

El delegado del Frente Polisario en Canarias, Hamdi Mansour, confirmó ayer el comienzo de las hostilidades con Marruecos: «La guerra empezó», indicó a EFE. El Ejército del Frente Polisario empezó el viernes a bombardear desde el norte hasta el sur del muro que separa los territorios que ocupa Marruecos y las denominadas zonas liberadas, añadió. Mansour aseguró que Marruecos violó ayer el alto fuego decretado en 1991 tras atacar a civiles que «pacíficamente» se manifestaban en el puesto fronterizo de Guerguerat desde hace tres semanas, lo que supuso el «detonante», a su juicio, de la reanudación de las hostilidades. «Nuestro ejército ha bombardeado desde Mahbés, en el norte, frontera con Tinduf, hasta Auserd, en sur del Sáhara Occidental. A lo largo de todo el muro, los marroquíes ayer recibieron bombas de nuestra artillería saharaui», dijo Mansour.

En el puesto fronterizo de Guerguerat, extremo sur del Sáhara Occidental, donde ayer se produjeron las primeras escaramuzas entre las FAR y los militantes del Polisario que bloquearon la carretera con Mauritania al tráfico rodado durante tres semanas, la situación es de calma, pero lejos de la normalidad. La frontera está cerrada al tráfico en ambos sentidos, y la Policía marroquí conmina a esperar hasta que se abra la frontera, «tal vez mañana (por hoy)». Los que entran y salen sin cesar son los vehículos de Naciones Unidas, y sus integrantes, los cascos azules, se niegan a hacer declaraciones por no tener autorización (la Minurso no ha emitido ningún comentario sobre lo sucedido en las últimas horas).

Las FAR anunciaron el viernes que van a acordonar los polémicos cinco kilómetros de Guerguerat entre la aduana marroquí y Mauritania, después de retirar los numerosos obstáculos que los militantes del Polisario levantaron para bloquear esa carretera.

Región estratégica para España

El Gobierno de España expresó su apoyo a los esfuerzos de Naciones Unidas para garantizar el respeto del alto el fuego en el Sáhara Occidental, ante el incremento de las tensiones tras el despliegue de militares por parte de Marruecos en la zona de Guerguerat, en la frontera con Mauritania.

«Estos últimos días España ha realizado gestiones en este sentido apelando a la responsabilidad y la contención», indicó el Ministerio de Asuntos Exteriores español.