El chavismo se adjudica el 91% de los escaños del nuevo Parlamento

El recuento del Consejo Nacional Electoral concede al oficialismo 253 de los 277 escaños tras la farsa del 6-D

El candidato chavista a la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello (c), celebra junto a la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez (d) el resultado de las fraudulentas elecciones
El candidato chavista a la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello (c), celebra junto a la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez (d) el resultado de las fraudulentas elecciones FOTO: RAYNER PEÑA R. EFE

El chavismo gobernante se hizo este miércoles con el 91% de los escaños de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), de acuerdo al último boletín del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, que le adjudica 253 de los 277 puestos en disputa.

La página web del árbitro electoral cargó, pasadas las cinco de la tarde (hora local), una actualización de los resultados de las elecciones legislativas que se celebraron el pasado domingo, en las que se registró una abstención de 69,50%.

Este último reporte adjudica 274 de los 277 escaños, quedan tres por definir, y deja 21 diputaciones para formaciones opositoras: 11 para Acción Democrática (AD), 3 para Avanzada Progresista (AP), 3 para El Cambio, 2 para Primero Venezuela, 1 para el partido socialcristiano Copei y otro para el Partido Comunista (PCV).

El total de votos contados se ubica en 6.227.690, lo que representa el 30% del total del padrón electoral de 20,7 millones de venezolanos. No obstante, la participación oficial reportada hasta ahora es de 30,50 %.

Hasta ahora ninguna autoridad electoral ha dado detalles sobre este último boletín, por lo que se desconoce si ha habido variaciones respecto al porcentaje de participación y se queda finalmente en el 30 %, en cuyo caso, fueron contados todos los votos emitidos.

Sin embargo, la adjudicación de 274 escaños deja solo tres puestos por definir, los mismos que se están escogiendo este miércoles en unas votaciones aparte, en las que solo participan miembros de las comunidades indígenas.

Según los datos aportados hasta el momento, el chavismo logra el el mayor número de escaños en la AN desde que fue instaurada en el año 2000, pese a haber perdido más de 1.300.000 votos respecto a las legislativas de 2015.

El proceso electoral ha sido cuestionado por la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE), que no ven estos comicios como democráticos ni transparentes.

Además, los opositores que actualmente controlan la Cámara no acudieron a estas elecciones al considerarlas un fraude que buscaba, aseguran, legitimar al Ejecutivo de Nicolás Maduro, al que tachan de dictadura.

No obstante sí se han presentado sus partidos, previamente intervenidos por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que además nombró directivas impuestas para que concurrieran a los comicios.