Nuevas cepas: ¿por qué hay que usar la mascarilla FFP2?

La mascarilla barata tiene los días contados. Europa quiere obligar a usar las protecciones de uso profesional tras la aparición de las nuevas variantes de la covid

Mascarillas quirúrgicas, de tela y con  protección FFP2
Mascarillas quirúrgicas, de tela y con protección FFP2Luis DíazLa Razón

Las nuevas cepas del Covid-19 han puesto en el foco a las mascarillas de tela y las higiénicas. En Europa, algunos países de la Unión Europea han apostado por implantar el uso obligatorio de las mascarillas más filtrantes en el espacio público, mientras que España todavía sigue confiando en las mascarillas higiénicas -que no quirúrgicas- para las personas sanas.

El primer país europeo en instaurar el uso obligatorio de la mascarilla FFP2 en supermercados y en transporte público fue Austria, una medida de las más restrictivas que se suman a la ampliación del confinamiento desde el pasado 26 de diciembre, junto a otras medidas como la implantación del teletrabajo o el aumento de las distancias de seguridad desde los dos metros a los 1,5 metros.

En Alemania, también la canciller Angela Merkel ha acordado el uso obligatorio de las mascarillas profesionales en los desplazamientos en transporte público y en los comercios, aunque esta puede ser quirúrgica o FFP2. Incluso en Francia, su máximo órgano asesor en materia de sanidad, el Alto Consejo de Salud Público, ha recomendado evitar las mascarillas de tela sin homologación y que se apueste por la protección profesional.

De este modo, las mascarillas de tela quedan ahora descartadas por su baja protección ante cepas tan peligrosas como la descubierta en Reino Unido o la sudafricana, que han probado ser mucho más contagiosas y están poniendo en jaque a muchos países europeos. Estas son las mascarillas profesionales que Europa quiere obligar a usar por la variante inglesa del coronavirus:

FFP2 o N95, el escudo

Son las mascarillas que mejor filtran, puesto que bloquean 94% de las partículas más finas (alrededor de 0,6 micrómetros). Están destinadas en principio para el personal médico, con el fin de proteger a la persona que las lleva. Estas protecciones se adaptan a la forma de la cara sin entreabrirse. FFP2 es la apelación europea y N95 es su equivalente en el continente americano.

Austria y la región alemana de Baviera decidieron imponer este tipo de mascarillas en comercios y transportes debido a la aparición de nuevas variantes más contagiosas. Pero “volverlas obligatorias puede plantear muchos problemas”, indica KK Cheng, director del Instituto de Investigación Aplicada en Salud de Birmingham (Inglaterra).

Por ejemplo, al ser casi herméticas, se requiere un mayor esfuerzo para respirar, sin contar con que son más caras. “Para toda una familia que debe cambiarse con frecuencia” la mascarilla “no es soportable” pagar 1 euro (1,2 USD) la unidad, afirma el doctor Michaël Rochoy, cofundador del colectivo francés Stop Postillons, que preconizó desde el principio de la pandemia el uso generalizado de mascarillas.

Rochoy apunta además que el comportamiento es igualmente importante: “Uno puede llevar hasta una escafandra, pero si a la hora de comer se reúne con más gente en la misma mesa, ya sea en la cantina escolar o en el restaurante de la empresa, no sirve de nada”.

Las quirúrgicas, la todoterreno

El uso de estas mascarillas de polipropileno, originalmente reservadas al ámbito sanitario, se ha generalizado con el covid-19. Su objetivo principal es impedir que su portador contagie a los demás.

Si todo el mundo la lleva, puede por tanto aportar una protección colectiva. Bloquea al menos 95% de las partículas de 3 micrómetros. Así como las FFP2, no hay que llevarla más de cuatro horas.

Las mascarillas quirúrgicas a menudo están hechas de capas de tela sintética respirable, parecida al papel, cortada en forma rectangular y con pliegues que sirven para expandirla y ajustarla mejor al rostro. Son desechables y están diseñadas para usarse tan solo una vez. Aunque pueden proteger de gotas grandes y salpicaduras, son menos efectivas que las FFP2 / N95, en parte porque no son tan ceñidas.