Abdalá II y su hermanastro aparecen juntos por primera vez tras la conspiración

Ambos acuden a las tumbas reales con motivo de la celebración del centenario de la fundación del Jordania

El rey Abdalá II de Jordania, acompañado este domingo por su hermanastro Hamzah Bin Al Husein y otros miembros de la familia real
El rey Abdalá II de Jordania, acompañado este domingo por su hermanastro Hamzah Bin Al Husein y otros miembros de la familia realYOUSSEF ALLAN/ROYAL HASHEMITE COEFE

El rey Abdalá II de Jordania y su hermanastro el príncipe Hamzah Bin Husein, que fue obligado a confinarse en su domicilio hace una semana acusado de participar en una conspiración para tratar de desestabilizar al país, aparecieron este domingo por primera vez juntos desde entonces en un acto público.

Hamzah acompañó junto con otros príncipes de la Casa Real jordana al monarca durante una visita a las tumbas reales con motivo de la celebración del centenario de la fundación del país.

El hermanastro y ex príncipe heredero de Abdala permaneció en segundo plano en la ceremonia mientras todo el séquito recitaba unos versos del Corán con el rey y su tío el príncipe Al Hasan Bin Talal, quien estuvo encargado de mediar entre los dos durante el conflicto que agitó a la monarquía jordana hace unos días.

Hamzah fue acusado por el Gobierno jordano de participar en una conspiración contra la “seguridad y la estabilidad” del país y fue obligado a permanecer confinado en su domicilio mientras al menos 16 otras personas, incluido otro miembro de la familia real poco conocido y un ex asesor real, eran detenidas como parte de la trama.

Pese a que se le prohibió comunicarse con el exterior, el ex heredero hizo llegar a los medios internacionales unos vídeos en los que criticaba la corrupción y el nepotismo en su país, aunque solo dos días después de quedar recluido en su casa envió un mensaje al rey prometiéndole lealtad. El pasado jueves el propio Abdala daba por “enterrado” el conato de “sedición” en un mensaje a la nación.

El príncipe Hamzah es el hijo mayor del rey Husein y de su cuarta y última esposa, la reina Noor, y cuando, a la muerte de este, en 1999, le sucedió Abdala, su primogénito, fue nombrado príncipe heredero.

Sin embargo, en noviembre de 2004 Abdala revocó esta decisión para nombrar en su lugar a su propio hijo, el príncipe Husein Bin Abdala.