Así son los drones RQ-4 ‘Global Hawk’ de la OTAN que actuarán las 24 horas y los siete días de la semana en 2024

El programa AGS de la OTAN está financiado por quince países de la Alianza Atlántica, y España juega un gran papel

El aparato no tripulado estadounidense «RQ-4» Global Hawk. IMAGEN DE ARCHIVO
El aparato no tripulado estadounidense «RQ-4» Global Hawk. IMAGEN DE ARCHIVO

La flota de drones RQ-4 ‘Global Hawk’ de la OTAN, desplegada en la base militar de Sigonella, en Sicilia, dispondrá en 2024 de la capacidad operativa final, que le permitirá actuar las 24 horas, los siete días de la semana.

La segunda jornada de UNVEX, dedicada a los drones en defensa, seguridad y emergencias, ha permitido ahondar en los detalles de la operación de los cinco drones RQ-4 Global Hawk del programa Alianza de Vigilancia del Suelo de la OTAN. Uno de los principales anuncios fue la que la flota de drones ‘Global Hawk’ de la OTAN estará plenamente operativa dentro de tres años.

El programa AGS de la OTAN está diseñado para supervisar y recopilar información mediante los drones Global Hawk y está financiado por quince países de la Alianza Atlántica. España, aunque quedó al margen, jugará un papel importante en la operación, mantenimiento y análisis de la información captada por el sistema. Solo la participación española, rondando el 6%, está superada por Estados Unidos, Alemania e Italia

El teniente coronel del Ejército del Aire Juan Antonio Carrasco, destinado en este programa hizo un repaso por las características de la aeronave y sus principales misiones, destacando que la flota ya cuenta con la capacidad de operación inicial y en 2024 dispondrá de la conocida como capacidad operativa final, que permitirá actuar 24/7 con varios sistemas tripulados a la vez.

El Global Hawk cuenta con una longitud de quince metros y envergadura de 40 metros y está propulsado por un motor Rolls Royce con casi 4.000 kilos de empuje. Por estas medidas, podemos hablar de que es más grande que un Boeing 737. Además, el alcance es de unos 14.000 km y tiene una autonomía de más de 30 horas. El objetivo para el futuro es mejorar la capacidad de detección marítima con nuevos nodos e introducir el Link 16.

Según Carrasco, está muy automatizado, pero hará falta que tenga un piloto. La intención es llevar a cabo deforma progresiva operaciones y tácticas de apoyo a los mandos, e incluso de apoyo ante emergencias.

Las aeronaves entran en la categoría HALE (siglas en inglés que indican que es capaz de operar a gran altitud y durante largos periodos) y son fabricadas por la compañía de Estados Unidos Northrop Grumman.