Los talibanes detienen al máximo cabecilla del Estado Islámico en Afganistán para evitar un atentado

La hipótesis de una acción criminal contra el aeropuerto de Kabul cobra fuerza conforme pasan las horas

Fuerzas especiales del movimiento talibán han detenido en las útimas horas a uno de los máximos cabecillas del ISPK, la franquicia del Estado Islámico en Afganistán, ante las sospechas que miembros de este grupo preparaban un gran atentado, probablemente en el aeropuerto de Kabul, según han informado a LA RAZÓN fuentes antiterroristas. Otros arrestados serían de los que fueron liberados de las cárceles por los propios talibanes cuando, en su “guerra relámpago”, abrieron las puertas de las prisiones y salieron todos los reclusos, entre ellos los yihadistas.

Tal y como publicó este periódico en primicia hace cuatro días, existía el Estado Isámico (Isis, Daesh) podría intentar un atentado de tipo suicida contra el aeropuerto de Kabul y sus alrededores, donde se congregan miles de personas que intentar escapar de los talibanes. Sería la respuesta fáctica para corroborar lo manifestado en sus medios de comunicación en el sentido de que la victoria talibán ha sido propiciada por los Estados Unidos con el fin, entre otras cosas, de atacar al ISPK.

Si hay un lugar en el mundo que se ha constituido en el foco mediático mundial, ése es el aeropuerto de Kabul y su alrededores. Miles de personas intentan acceder a las instalaciones y a algunos de los aviones que salen de Afganitán. Se dan casos de padres que entregan a sus hijos a soldados para que sean ellos los que los embarquen en algún vuelo.

Por ello, resultaría relativamente fácil, si es que disponen de alguien en la zona, introducir un suicida entre la multitud con un cinturón o mochila explosiva. Se trata de una hipótesis que debe ser contemplada, según las mismas fuentes, ya que el efecto mediático sería enorme y Daesh dejaría su macabra tarjeta de visita al nuevo régimen de Kabul.

Otra de las hipótesis es que lanzaran un misil tierra aire contra algunos de los aviones que despegan del aeródromo que, por ello, lanzan contramedidas para evitarlo.

Tanto las autoridades estadounidenses como la propia ministra de Defensa española, Margarita Robles, han dado contemplado la posibilidad de un atentado de Daesh en las próximas horas.