Asia

Xi Jinping advierte de una “nueva Guerra Fría” en el Asia-Pacífico

Las palabras del presidente de China hacen referencia ala cuerdo militar Aukus firmado por EEUU, Reino Unido y Australia

Xi Jinping
Xi Jinping FOTO: Li Xueren AP

Las tensiones geopolíticas entre China y EE.UU. se han intensificado en los últimos tiempos. Mientras Xi Jinping anuncia su deseo de que todos los países trabajen juntos en los desafíos comunes, la administración Biden ha tratado de reforzar las alianzas de seguridad en la región Asia Pacífico. Primero el Diálogo Cuadrilateral de Seguridad con Australia, Japón e India, y más recientemente el nuevo pacto AUKUS con el Reino Unido y Australia.

En un discurso pregrabado de 15 minutos en la cumbre anual de directores ejecutivos de la Cooperación Económica Asia-Pacífico, a la que asistieron varios líderes nacionales, el presidente chino aseguró que la región “no puede ni debe recaer en la confrontación y la división de la era de la Guerra Fría”.

En medio de las fricciones, las dos partes han iniciado conversaciones para mejorar la comunicación. En vísperas de una anticipada cumbre virtual con el Presidente de Estados Unidos la próxima semana, Xi advirtió que los países de la región deben trabajar juntos en los desafíos comunes, desde la pandemia del COVID-19 hasta el comercio.

En su mensaje con un tono de reprimenda, el líder aseveró que los intentos de trazar líneas ideológicas o de formar pequeños círculos por motivos geopolíticos, estaban destinados al fracaso. Sus declaraciones se produjeron antes de la reunión virtual de líderes de los 21 miembros del foro APEC, que se celebrará este viernes en Nueva Zelanda, y en la que Xi, Joe Biden y sus homólogos debatirán cuestiones económicas claves de la región.

Estas alegaciones apuntan a los esfuerzos de Estados Unidos con sus aliados y socios en la zona,-incluida la agrupación Quad con India, Japón y Australia- para contrarrestar lo que Washington considera una creciente influencia económica y militar coercitiva de China.

Además de su posición respecto a Taiwán, Pekin también reivindica casi todo el Mar de la China Meridional, rico en recursos, por el que pasan anualmente miles de millones de dólares en comercio marítimo, rechazando las reivindicaciones en competencia de Brunei, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam.

La mención al conflicto de la Guerra Fría sirvió para referirse a la creación de AUKUS, un nuevo pacto de defensa entre Australia, el Reino Unido y Estados Unidos, que permitirá que Australia adquiera submarinos de propulsión nuclear en las próximas décadas.

Por otro lado y a propósito de la solicitud de China para adherirse al Acuerdo Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP), un trascendental acuerdo de libre comercio que abarca 11 países del Pacífico, Xi aseguró que su país “ampliará la apertura del sector de los servicios y tratará a las empresas nacionales extranjeras como iguales de acuerdo con la ley”.

No obstante, el mandatario prometió una serie de reformas económicas como parte de sus esfuerzos por unirse a un pacto comercial de la cuenca del Pacífico, abandonado hace cuatro años por Estados Unidos y advirtió contra los esfuerzos por “trazar líneas ideológicas” en la región de Asia-Pacífico.

En su discurso prometió que Pekín “promoverá la apertura total de sus sectores agrícola y manufacturero, ampliará la apertura del sector de los servicios y tratará a las empresas nacionales y extranjeras como iguales de acuerdo con la ley”. También aseguró que China reducirá la lista de sectores en los que las empresas extranjeras no pueden invertir.

El líder chino también abogó por un esfuerzo conjunto en toda la región para cerrar la “brecha de inmunización, haciendo que las vacunas para prevenir el coronavirus sean más accesibles para las naciones en desarrollo”.

“Debemos traducir el consenso de que las vacunas son un bien público mundial en acciones concretas para garantizar su distribución justa y equitativa”, manifestó.

Los países de la región “deberían intensificar la cooperación en materia de investigación, producción, pruebas y reconocimiento mutuo de las vacunas, para salir de la sombra de la pandemia y lograr una recuperación económica estable en una fecha temprana”, reclamó..

El llamamiento de Xi se produjo horas después de que China y Estados Unidos anunciaran un pacto para acelerar la acción climática en una cumbre en Glasgow, en la que los países tratarán de acordar medidas para frenar el calentamiento de la Tierra.