¿Puede España dejar de pagar la asistencia médica a los no vacunados como ha hecho Singapur?

A principios de semana, las autoridades de la región anunciaron que a partir del 8 de diciembre, dejarán de cubrir los gastos médicos de covid-19 a los pacientes que se nieguen a vacunarse por voluntad propia

Las autoridades temen que un aumento de los contagios pueda saturar la ocupación de las unidades de cuidados intensivos
Las autoridades temen que un aumento de los contagios pueda saturar la ocupación de las unidades de cuidados intensivos FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

A principios de semana, las autoridades de Singapur anunciaron que a partir del 8 de diciembre, dejarán de cubrir los gastos médicos de la COVID-19 a los pacientes que se nieguen a vacunarse, excepto a quienes no puedan hacerlo por motivos médicos o por edad.

Las autoridades temen que un aumento de los contagios pueda saturar la ocupación de las unidades de cuidados intensivos, que se encuentran ya en el 70% de su capacidad. En Singapur, alrededor de un 85% de la población ya está completamente vacunada, pero eso no aumenta que el negacionismo y los antivacunas no estén todavía presentes en la región.

Las autoridades del enclave aseguran que las personas no vacunadas por elección voluntaria constituyen una “mayoría considerable” del total de ingresados por coronavirus. “Actualmente, las personas no vacunadas suponen una gran proporción de aquellos que requieren cuidados intensivos y contribuyen de manera desproporcionada a la presión en nuestros recursos sanitarios”, indica el Ministerio de Sanidad en su página web.

En las últimas tres semanas, los contagios en Singapur se han estabilizado en unos 3.000 al día, de los que el 99% de los casos son leves o no tienen síntomas. Para aumentar la tasa de vacunación, las autoridades están estudiando la inoculación con la medicación de Pfizer-BioNTech de los niños de entre 5 y 11 años. El mes pasado, las autoridades anunciaron que los trabajadores que no estén vacunados contra la COVID-19 o no hayan pasado la enfermedad recientemente deberán presentar a partir del próximo enero una prueba de antígenos negativa en su lugar de trabajo.

En muchos países se han puesto multas, sanciones o castigos para los no vacunados. Por ejemplo, Austria confinará a los no vacunados, en Estados Unidos o Reino Unido, las empresas han despedidos a aquellos trabajadores que no quieran vacunarse e Indonesia ha puesto severos castigos y multas. No obstante, España todavía no ha inculcado la vacunación obligatoria, así como castigos ante su incumplimiento. Aunque empresas obligan a que sus trabajadores estén vacunados.