La crisis de desabastecimiento deja a Nueva York sin cerveza para Año Nuevo

Los camioneros amenazan con una huelga por las pérdidas en sus salarios y el aumento de su jornada laboral mientras el producto escasea

La cerveza es uno de las bebidas más conocidas alrededor del mundo
La cerveza es uno de las bebidas más conocidas alrededor del mundo FOTO: CERVEZA LA VIRGEN CERVEZA LA VIRGEN

La crisis de desabastecimiento que azota al mundo ha generado escasez de varios alimentos en muchos países, escenas en las que se veían supermercados vacíos, precios extremadamente altos o ciudadanos sufriendo por conseguir comida o bebida. Incluso para Nochevieja y Año Nuevo, algunos productos están siendo difíciles de encontrar e incluso de los que se ha anunciado que muchos lugares no dispondrán este año. Por ejemplo, en Nueva York, los trabajadores de entrega de cerveza amenazan con hacer huelga por los salarios y la escasez del producto.

La cerveza es uno de las bebidas más conocidas alrededor del mundo, y en algunos países es imposible imaginarse a alguien que no la tome, como es el caso de Alemania. Y en Estados Unidos, también es muy común. Y es que este producto tiene una gran cantidad de beneficios. Por ejemplo, disminuye el riesgo de diabetes, ayuda a la digestión, protege de ataques al corazón, reduce el riesgo de cálculos renales, funciona como diurético, evita el envejecimiento e incluso fortalece los huesos, según varios estudios.

Los sindicatos amenazan que los camioneros que transportan bebidas alcohólicas a 20.000 pubs, clubes y restaurantes, han sufrido pérdidas de dinero, todo ello subido a un aumento de su jornada laboral. Aproximadamente el 99% de los miembros de Unite respaldaron una votación a favor de hacer una huelga el próximo mes de enero.

“El sistema de nómina introducido por GXO es un completo desastre que ha causado una gran ansiedad ya que los salarios son cortos y / o no se pagan a tiempo. Los jefes de GXO necesitan resolver esto rápidamente. Una votación a favor de una huelga podría provocar que las entregas se vean gravemente interrumpidas en 2022″, dijo la secretaria general Sharon Graham a The Sun, quien añadió que “es completamente inaceptable”.

Por otro lado, miles de trabajadores de Tesco casi tomaron medidas este mes por el pago, lo que habría interrumpido gravemente el suministro de alcohol navideño.

Una crisis que golpea a todo el mundo

Desde marzo de 2020, el mundo está golpeado por el coronavirus, una pandemia que ha dejado problemas materiales y millones de fallecimientos alrededor de todo el mundo.

En España, el miedo a los problemas logísticos internacionales y el efecto de la crisis económica derivada de la pandemia de la covid-19 han hecho que este año los Reyes Magos planifiquen con más antelación su trabajo, de forma que las ventas de juguetes en octubre y noviembre se han elevado un 23 % interanual. El sector juguetero tendrá que adaptarse a esa mayor anticipación en las compras, pero también a otras tendencias como la explosión del comercio electrónico, los nuevos espacios de compraventa, el envejecimiento de la población o la eclosión del videojuego. “esta crisis no es algo que haya aparecido de un día para otro, llevamos muchos meses trabajando para estar preparados y con nuestras tiendas bien surtidas hasta el 5 de enero”, decían en declaraciones recogidas por la agencia EFE.

A lo largo de estos años, se han presenciado muchos casos en los que han faltado productos. Ya no solo en el aumento global de los precios de la gasolina, la luz, el gas o incluso alimentos como verduras o carnes. Falta de alimentos, sin mano de obra, escasez de camioneros, insuficiencia de petróleo... Y el mundo ya miraba con miedo la Navidad ante la alta posibilidad de que sean unas fiestas sin comida en la mesa o árboles navideños. Asimismo, la escasez y la falta de abastecimiento podría durar varios meses más, según alertaba en octubre la directora general de la OMC, que incluso si las grandes potencias del mundo trataran de reducir su dependencia comercial mutua encontrarían dificultades. “No es tan fácil desmantelar las cadenas de suministro, en muchos productos son enormemente complejas”, decía.