El brutal ataque de un perro policía en las manifestaciones contra las restricciones anti covid

La policía emplea canes y drones para disolver las protestas no autorizadas en el centro de Ámsterdam

Policías de Países Bajos tratan de contener a los manifestantes en Ámsterdam
Policías de Países Bajos tratan de contener a los manifestantes en Ámsterdam FOTO: PIROSCHKA VAN DE WOUW REUTERS

La policía antidisturbios de Países Bajos se tuvo que emplear a fondo para contener a los manifestantes que se lanzaron a las calles este domingo para protestar por las restricciones contra la covid. Decenas de agentes tuvieron que emplear porras y escudos para disolver las marchas de miles de miles de jóvenes en las calles de Ámsterdam. La virulencia de algunos manifestantes fue tal que la policía llegó a usar a perros adiestrados para frenar a los que se enfrentaron abiertamente a las fuerzas del orden.

Los vídeos que circulan por las redes sociales muestran a un hombre atacado por un perro policía cuando el manifestante trataba de cruzar una fila de agentes con perros, uno de los cuales se abalanzó sobre el individuo mordiéndole el brazo. También se vio un dron -avión no tripulado- pidiendo desde el cielo a los manifestantes que desalojen las calles de Ámsterdam.

Según la televisión neerlandesa NOS, una persona resultó herida en la cabeza “aparentemente por una piedra”, mientras que al menos otros dos hombres fueron levemente heridos durante los enfrentamientos entre los manifestantes y la policía, que recibió asistencia de la gendarmería porque los antidisturbios en la capital se encontraban este domingo de huelga.

Países Bajos está viviendo una situación de gran tensión social debido a las limitaciones impuestas por el Gobierno por la expansión descontrolada de la covid impulsada por la variante de ómicron. Una de las restricciones que más críticas ha levantado es la que prohíbe las reuniones públicas de más de dos personas.

Las protestas acabaron con al menos 30 personas detenidas después de los enfrentamientos, durante los cuales cuatro agentes resultaron heridos. El alcalde de Ámsterdam, Femke Halsema, había emitido una ordenanza de emergencia que autorizaba a la policía a despejar la plaza central de los museos, después de que los manifestantes desafiaran la prohibición de las reuniones públicas.

Los manifestantes, que en su mayoría no usaban máscaras ni acataban las reglas de distanciamiento social, ignoraron una orden de no realizar una manifestación y caminaron por una vía principal, tocando música y sosteniendo paraguas amarillos en señal de oposición a las medidas gubernamentales.

Holanda entró en un confinamiento repentino el 19 de diciembre, y el gobierno ordenó el cierre de todas las tiendas excepto las esenciales, así como de restaurantes, peluquerías, gimnasios, museos y otros lugares públicos hasta al menos el 14 de enero.

Los contagios llevan varios días al alza y según los datos publicados por el Instituto de Salud Pública (RIVM), se han registrado 17.531 en las últimas 24 horas, unos 1.880 más que ayer, mientras que seis pacientes con covid-19 fallecieron en un día, frente a la media de 35 muertes de los últimos siete días.

Además, hay 1.675 pacientes con covid-19 en los hospitales del país, de los que 475 se encuentran en unidades de cuidados intensivos, según el Centro Nacional de Distribución de Pacientes. Hay, además, 13 pacientes neerlandeses en las UCI de la vecina Alemania.