Gran despliegue chino por aire y tierra para neutralizar a un avión espía de EEUU en el estrecho de Taiwán

Pekín asegura que el Poseidon P-8A estadounidense amenaza la paz en la región

Dos aviones de combate Su-35 y un bombardero H-6K vuelan en formación en una foto de archivo
Dos aviones de combate Su-35 y un bombardero H-6K vuelan en formación en una foto de archivo FOTO: La Razón La Razón

Enfado y muestras de quejas rotundas por parte de Pekín ante lo que considera una provocación de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos. El Ejército de China ha denunciado este sábado el vuelo de un avión espía del Ejército de Estados Unidos sobre el estrecho de Taiwán, cuya soberanía reclama el Gobierno de Pekín, como una amenaza a la paz y la estabilidad de la región.

El vuelo denunciado por Pekín es la primera actividad militar de Estados Unidos en la región después de que China dejara en claro que no hay “aguas internacionales” en el Estrecho de Taiwán. Una declaración seguida días después de la botadura del tercer portaaviones chino, el Fujian, que desplaza 80.000 toneladas y que está llamado a convertirse en el icono de la Armada del régimen comunista.

Las fuerzas militares chinas desplegaron a lo largo del viernes un contingente aéreo y otro terrestre para seguir el recorrido del avión estadounidense en alerta máxima. El avión espía es un Boeing Poseidon P-8A, según ha informado el portavoz del mando oriental del Ejército Popular de Liberación chino, el coronel Shi Yi.

Un avión de la Real Fuerza Aérea Australiana P-8A Poseidon como el que fue interceptado por un caza chino
Un avión de la Real Fuerza Aérea Australiana P-8A Poseidon como el que fue interceptado por un caza chino FOTO: Wikipedia Wikipedia

Shi ha criticado la operación de Estados Unidos como un acto intencionado para perturbar la situación regional y poner en peligro la paz y la estabilidad a través del Estrecho. “Nos oponemos firmemente a esto”, ha hecho saber en un comunicado recogido por el diario internacional chino ‘Global Times’.

El mando del Ejército de Liberación Popular (EPL) de China estará en alta vigilancia todo el tiempo y “salvaguardará resueltamente la soberanía nacional y la integridad territorial”, ha añadido el coronel.

Un experto consultado por Global Times cree que al organizar fuerzas aéreas y terrestres para rastrear y monitorear la actividad de los aviones espía de EEUU, el Ejército Popular de Liberación chino (EPL) probablemente envió aviones de guerra y desplegó radares de sistemas de misiles tierra-aire.

El EPL ha llevado a cabo en los últimos días ejercicios militares a gran escala alrededor de la isla de Taiwán en la denominada Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) en vísperas de las cumbres de la OTAN y del G7, a las que la prensa estatal china calificó este jueves como “posibles creadoras de turbulencias " en la región de Asia-Pacífico. En sus maniobras, Pekín usó docenas de aviones de combate, bombarderos y aviones de alerta temprana así como con varios buques de guerra, incluidos destructores y fragatas.

La cifra de aviones militares chinos que se adentran en la ADIZ taiwanesa comenzó a aumentar a finales de 2021, por lo que las relaciones entre Taipéi y Pekín atraviesen desde entonces su peor momento en las últimas cuatro décadas.

Las relaciones entre Pekín y Taipei quedaron suspendidas en 1949, después de que las fuerzas del partido nacionalista chino Kuomintang, encabezadas por Chiang Kai Shek, sufrieran una derrota en la guerra civil contra el Partido Comunista de China y se trasladaran a la isla de Taiwán.

Los vínculos entre Taiwán y la China continental solo se restablecieron a nivel empresarial e informal a finales de la década de 1980. China considera a Taiwán como su provincia rebelde, pese a que la isla ha declarado su independencia y cuenta con el apoyo del gobierno de Estados Unidos y la Unión Europea.

La tensión no para de crecer en la zona, sobre todo después de que el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Wang Wenbin, dejara en claro a principios de este mes que no existen las “aguas internacionales” en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, y que China tiene soberanía, derechos soberanos y jurisdicción sobre el Estrecho de Taiwán.

Desde Estados Unidos, China es vista como “la mayor amenaza a largo plazo para la seguridad en el siglo XXI”. Así lo dijo el jefe saliente del mando estadounidense en la región de Indo-Pacífico, el almirante Philip Davidson, el pasado mes de marzo en una audiencia en el Congreso de EE UU.