MENÚ
miércoles 17 julio 2019
20:51
Actualizado

Así es el Wing Loon, el dron militar chino “low cost” que compite con los de EE UU

El aparato cuenta con unas prestaciones similares a los de la competencia a un precio menor; su comercialización se está extendiendo a zonas como Libia o Pakistán

  • Un dron chino Wing Loong
    Un dron chino Wing Loong /

    Twitter

Tiempo de lectura 4 min.

24 de junio de 2019. 16:27h

Comentada
C. Lorca Madrid. 23/6/2019

La guerra civil de Libia entre los afines al Gobierno central (bando que apoya la ONU) y las tropas de Jalifa Hafter ha incorporado un nuevo agente: el dron de combate Wing Loong es un dispositivo aéreo no tripulado chino “low cost” que maneja el bando beligerante y que está causando estragos al Ejército libio. El aparato, desarrollado por el Instituto de Investigación y Diseño Aéreo de Chengdu, que a su vez es una división de la Corporación Industrial de Aviación de China, ofrece unas prestaciones similares a las de sus competidores, se ha popularizado por las ventajas que presenta y el país asiático ya comienza a hacer caja con él.

Wing Loong es un dron aéreo, principalmente de combate, aunque se pueden emplear en catástrofes naturales, protección medioambiental o operaciones meteorológicas. En cuestiones de diseño no difiere mucho de otras versiones: el fuselaje está diseñado para minimizar la detección por radar, pero las dos alas laterales y en la cola con forma de V lo asemejan a la competencia. Mide 9,05 metros de largo y 2,77 de largo; la envergadura de las alas es de 14 metros. Además, cuenta con una capacidad de peso máximo de despegue 1.100 kilos y puede transportar hasta 200 kilos en cargas externas.

El dron cuenta con varios acoples para utilizar los sistemas defensivos pertinentes para según qué ocasión; los misiles HJ-10 son municiones puramente antitanque y antihelicóptero, mientras que los cohetes guiados BRMI-90 de 90 milímetros tienen su principal aliciente en, precisamente, que son guiados. También es posible incorporar bombas FT-7/130 de hasta 130 kilos con alas; bombas FT-9/50 de hasta 50 kilos destinadas a destruir drones enemigos; munición guiada de precisión GB-7/50 de 50 kilos; y, también, munición guiada GB-4/100.

Al ser un dron, una de sus principales funciones es la de la información: las naves aéreas no tripuladas permiten recopilar gran cantidad de datos a través de cámaras o sensores que son transmitidos a la central y utilizados en beneficio propio. El Wing Loong no iba a ser menos e incorpora cámaras y sensores inflarrojos justo debajo de la sección frontal del fuselaje, que operan tanto de día como de noche. Además, cuenta con un radar de apertura, un delator de láser, una cámara de inflarrojos FLIR y varias contramedidas electrónicas.

Del movimiento del aparato se encarga un motor de 100 caballos ubicado en la parte posterior que alcanza una velocidad máxima de 280 kilómetros por hora. El aparato puede operar dentro de un rango de 4.000 kilómetros de distancia entre el propio dron y quien lo maneja; y puede elevarse hasta una altura máxima aproximada de 5 kilómetros durante las más de 20 horas que se mantiene operativo.

Aparte de a Libia, China acordó la venta de 48 de estos sistemas (la versión más actualizada, la II) a Pakistán hacia finales del año pasado en una operación de producción conjunta. La decisión llegó a colación de la venta de sistemas defensivos por parte de Rusia a India, un país con el que los pakistaníes no mantienen una estrecha relación.

Fuente: Air Force Technology

Últimas noticias