Internacional

Alerta en Reino Unido por la presencia de una espía china en el Parlamento: “Profundamente preocupante”

La abogada Christine Lee podría estar comprando a miembros del Partido Laborista desde su empresa, que tiene como objetivo “empoderar a la comunidad china del país británico”

La empresa de Lee tiene oficinas en Hong Kong, Pekín y Guangzhou, además de la Londres
La empresa de Lee tiene oficinas en Hong Kong, Pekín y Guangzhou, además de la Londres FOTO: La Razón (Custom Credit)

El Parlamento de Reino Unido tiene que hacer frente a un problema en relación a una alerta de seguridad relacionada con China: la presencia de Christine Lee, la cual ha sido monitoreada por los servicios de seguridad y que podría tratarse de una espía china.

Lee es una abogada que trabaja en Londres, y la cual fue asesora legal de la embajada china en la capital inglesa, además de asesora legal de la Oficina de Asuntos de China en el Extranjero. También es secretaria del Inter-Party China Group en Westminster.

Según publica Daily Mail, ha pagado más de 500.000 libras a Barry Gardiner, miembro del Parlamento desde 1997 por parte del Partido Laborista. También se dice que ha sobornado con cientos de miles de libras a otros políticos laboristas. Por otra parte, su empresa pagó 5.000 libras a los demócratas liberales en 2005 y otras 5.000 libras a Ed Davey, ahora líder del partido, en el año 2013.

El Mi5 está advirtiendo de la presencia de la agente espía china y que está trabajando con un miembro del Parlamento, tal y como explica el medio británico. La ministra del Interior, Priti Patel, dijo que era “profundamente preocupante” que un individuo “que a sabiendas se ha involucrado en actividades de interferencia política en nombre del Partido Comunista Chino haya atacado a parlamentarios”, pero el Reino Unido tiene medidas “para identificar la interferencia extranjera”.

La empresa de Lee tiene oficinas en Hong Kong, Pekín y Guangzhou, además de la Londres. En 2006 fundó el Proyecto Chino Británico, con el objetivo de “empoderar a la comunidad china del Reino Unido”. Una investigación llevada a cabo por este medio en el año 2020 reveló que Gardiner se benefició de más de 500.000 libras por la empresa de Lee, y desde 2015, el miembro del Parlamento británico ha recibido unas 542.000 libras en gastos de personal de la misma compañía.