Internacional

“Si gana Le Pen y aplica su programa electoral, colapsaría la Unión Europea”

El experto Paul Smith analiza para LA RAZÓN las claves para la segunda vuelta de las elecciones de Francia

Marine Le Pen
Marine Le Pen FOTO: IAN LANGSDON EFE

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la candidata presidencial francesa por la ultraderechista Agrupación Nacional, Marine Le Pen, se disputarán la presidencia de Francia el próximo 24 de abril. Sin sorpresas, y tal como los sondeos habían vaticinado, ambos llegaron en cabeza de la primera vuelta de las presidenciales.

Le Pen ha prometido este miércoles que en caso de ganar la segunda vuelta de las elecciones sacará al país del Mando Aliado de la OTAN, así como un acercamiento entre la Alianza y Rusia. Mientras tanto, Macron admitió este miércoles que si obtiene un segundo mandato en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas el próximo 24 de abril tendrá que concertar reformas con partidos de oposición, dado el estado fracturado en que está el país.

El experto Paul Smith analiza para LA RAZÓN las claves para la segunda vuelta de las elecciones de Francia.

1. Macron contra Le Pen: el escenario de las pasadas elecciones de 2017 se vuelve a repetir. Pero hay diferencias que se han reflejado a lo largo de los últimos cinco años y en la primera vuelta, ¿está más igualado ahora que en aquella convocatoria?

Sí, ya que el centro progresista proeuropeo de Macron está flanqueado por dos fuerzas más o menos iguales a su izquierda y a la extrema derecha. La vieja política de defensa republicana, una especie de “no passeran” político, puede que esta vez no funcione después de cinco años de él en el Eliseo.

2. ¿Teme la Unión Europea que Le Pen pueda vencer a Macron?

La Unión Europea estará ciertamente preocupada: aunque Marine Le Pen no habla de Frexit, en el caso de que se aplicara su programa electoral, podría suponer un colapso de la Unión Europea. Francia, claramente, no es Reino Unido, ni Hungría, por ejemplo.

3. Los extremos han aumentado en Francia, ¿es un mensaje de la población hacia su actual presidente o las políticas de Macron han radicalizado a la ciudadanía?

El movimiento de los “gilets jaunes” (los chalecos amarillos) simbolizaba el enfado por los años de fracaso en la inversión en infraestructuras y la planificación errónea en Francia, no sólo hacia él. Pero Macron no ha resuelto los problemas planteados de manera significativa, o no parece haberlo hecho. El coste de la vida es el problema central y él es el hombre que está en el poder, así que, sea cual sea la realidad, es “su culpa” como presidente de Francia.

Además, afirmó que iba a federar a la izquierda moderada y a la derecha moderada. No obstante, en realidad no ha traído a la izquierda moderada con él, lo que ha provocado que prefieran votar a Mélenchon. Por otro lado, los votantes de Le Pen (y de Zemmour) nunca fueron suyos para apaciguar, la verdad.

4. ¿Podría la abstención jugar un papel importante en la segunda vuelta?

Puede tener un papel relevante si pensamos que la abstención golpeará a un candidato más que al otro. La opinión generalizada parece ser que los votantes de Le Pen la apoyarán, pero los de Macron no. Esto me parece una lógica errónea.

Paul Smith es Profesor Asociado de Historia y Política de Francia de la Universidad de Nottingham