Internacional

Le Pen advierte que buscará “reformar la Unión Europea” y un acercamiento entre la OTAN y Rusia

La candidata ultraderechista a la presidencia de Francia también arremetió contra el envío de armas a Ucrania

La candidata presidencial francesa de extrema derecha, Marine Le Pen, advirtió el miércoles contra el envío de más armas a Ucrania, y pidió un acercamiento entre la OTAN y Rusia una vez que la guerra de Moscú en Ucrania termine.

“Si soy electa presidenta, saldré del Mando Aliado de la OTAN, pero no renunciaré al Artículo 5 de la protección mutua entre los miembros de la Alianza del Atlántico Norte”, ha prometido Le Pen en una rueda de prensa celebrada en París este miércoles para presentar su programa de política exterior.

En ese sentido, ha subrayado que las tropas francesas no estarán a disposición de los intereses estadounidenses, ni del Mando Aliado de la OTAN, una estructura encargada de promover y supervisar las fuerzas y capacidades de la Alianza, que desde 2009 está bajo mando francés.

Le Pen, una nacionalista franca que tiene largos vínculos con Rusia, también confirmó que si desbanca al presidente Emmanuel Macron en la segunda vuelta de las presidenciales francesas del 24 de abril, retirará a Francia del mando militar de la OTAN y reducirá el apoyo francés a toda la Unión Europea.

Macron, un centrista pro-UE, se enfrenta a una lucha más dura de lo esperado para mantenerse en el poder, en parte porque el impacto económico de la guerra está afectando más a los hogares pobres. A los socios europeos de Francia les preocupa que una posible presidencia de Le Pen pueda socavar la unidad de Occidente mientras Estados Unidos y Europa tratan de apoyar a Ucrania y poner fin a la ruinosa guerra de Rusia contra su vecino.

Preguntada por la ayuda militar a Ucrania, Le Pen dijo que seguiría apoyando la defensa y la inteligencia. “Soy más reservada en cuanto a la entrega directa de armas. ¿Por qué? Porque... La línea es delgada entre la ayuda y convertirse en un co-beligerante”, dijo la líder de extrema derecha, citando la preocupación por una “escalada de este conflicto que podría llevar a toda una serie de países a un compromiso militar.”

El miércoles, el portavoz del gobierno francés, Gabriel Attal, dijo que Francia había enviado armas a Ucrania por valor de 100 millones de euros (109 millones de dólares) en las últimas semanas, como parte de un flujo de armas occidentales.

En otro orden de cosas, Le Pen también ha expuesto que en caso de ser elegida presidenta propondría ampliar el número de miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en un intento por recuperar su “legitimidad”.

“Para devolverle algo de legitimidad al Consejo de Seguridad, lanzaré la idea de ampliar la lista de sus miembros permanentes”, ha asegurado Le Pen, que ha mencionado a India como uno de esos posibles candidatos, o bien “un representante de África o incluso de América del Sur”.

El 10 de abril, el presidente francés, Emmanuel Macron, se impuso con el 27,84 por ciento de votos a Le Pen, que logró el 23,15 por ciento, en la primera tanda de las elecciones, cuya segunda vuelta está prevista para el 24 del mismo y en las que el todavía inquilino del Elíseo parte como favorito.