Internacional

Espionaje

Detenido un funcionario de los servicios secretos alemanes por espiar para Rusia

Carsten L. “presentó información obtenida en el curso de su actividad profesional a un servicio de inteligencia ruso”, asegura la Fiscalía

Una transeúnte pasa junto al edificio de la Embajada de Rusia en Berlín
Una transeúnte pasa junto al edificio de la Embajada de Rusia en BerlínFILIP SINGERAgencia EFE

Un funcionario de los servicios secretos alemanes (Bundesnachrichtendienst) ha sido detenido por orden de la fiscalía general con sede en Karlsruhe (sur) por presuntamente cometer un delito de traición al Estado al transmitir información secreta al espionaje ruso.

Según la fiscalía general, Carsten L. es empleado del Servicio Federal de Inteligencia y este año “presentó información obtenida en el curso de su actividad profesional a un servicio de inteligencia ruso”.

En un comunicado, la fiscalía añadió que el contenido de la información transmitida por el detenido al servicio ruso de espionaje constituye un “secreto de Estado”.

En su nota la fiscalía indica que se registró el domicilio del detenido, así como su lugar de trabajo. Añade que ha sido puesto a disposición de un juez, quien ha ordenado el ingreso en prisión preventiva.

El semanario “Der Spiegel”, que califica la detención como “quizás uno de los mayores casos de espionaje en la historia de los servicios secretos”, cita a su presidente, Bruno Kahl, quien confirmó que las sospechas sobre una filtración de secretos llevó a la activación de la fiscalía general.

“Con Rusia estamos lidiando con un actor del otro lado cuya falta de escrúpulos y disposición para usar la violencia debemos tener en cuenta”, dijo Kahl según la publicación.

La fuente añadió que de momento no se pueden revelar más detalles del caso porque podrían ser utilizados por Rusia “en su intención de dañar a Alemania” en medio de la guerra de Ucrania.