MENÚ
domingo 23 septiembre 2018
20:43
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

La corrupción lleva a Lula a sentarse ante el juez

El ex presidente, que aspira a las presidenciales de 2018, está acusado de recibir sobornos de empresas constructoras.

  • El ex presidente Lula da Silva
    El ex presidente Lula da Silva
Corresponsal en Iberoamérica.

Tiempo de lectura 4 min.

11 de mayo de 2017. 03:03h

Comentada
Corresponsal en Iberoamérica. 11/5/2017

Miles de partidarios de Luiz Inácio Lula da Silva se reunieron ayer en Curitiba, en el sur de Brasil, para arropar al ex presidente frente al juez Sergio Moro por un supuesto caso de corrupción relacionado con la trama destapada en Petrobras, cargos que para el ex mandatario forman parte de una persecución política. A Lula se le acusa de haber recibido una lujosa casa por ayudar a la constructora OAS a obtener contratos con el Gobierno.

Bajo un fuerte dispositivo policial, Lula llegó en un vehículo negro a los juzgados, donde compareció durante tres horas a puerta cerrada ante el juez Moro. Antes de ingresar en el juzgado, el ex presidente saludó a un grupo de simpatizantes que le esperaban en las proximidades y escuchó un tímido cacerolazo organizado por los vecinos de los edificios cercanos.

Lula, que enfrenta otros cuatro casos penales en su contra, es el acusado más destacado de la investigación Lava Jato. La pesquisa se centra en las constructoras que admitieron haber pagado miles de millones de dólares en sobornos a cambio de contratos con Petrobras. Lava Jato se ha expandido desde su inicio hace tres años, y ahora abarca a varias empresas estatales. Más de 90 empresarios y políticos han recibido condenas, y además se investiga a decenas de parlamentarios y a un tercio del Gabinete del presidente Michel Temer.

El pasado mes de abril, el ex presidente de la constructora brasileña OAS, Leo Pinheiro, aseguró que Lula le pidió que se deshiciera de toda prueba que demostrara que se había pagado algún tipo de soborno al Partido de los Trabajadores. En sus declaraciones, el ex presidente de OAS afirmó que la dirección de la compañía le informó, durante la construcción del edificio, que el inmueble era para la familia de Lula y que el tríplex nunca se puso a la venta por la compañía.

Durante sus dos mandatos como presidente, Lula extendió y profundizó el esquema de políticas sociales del país. El ex presidente, que dejó el poder con un 83% de aprobación, quiere volver a postularse como jefe de Gobierno en 2018, pero quedaría inhabilitado si recibiera alguna pena en los procesos que enfrenta. De hecho, a pesar del escándalo, aparece como el líder más valorado en las encuestas y el mejor posicionado en caso de competir el próximo año.

Investigaciones periodísticas llevaron por primera vez a que el ex presidente Lula apareciera en el banquillo de los acusados en la «operación Lava Jato», algo hasta ese momento inimaginable. La justicia federal de Curitiba actuó posteriormente, al acusarlo de beneficiarse del esquema de corrupción y del desfalco de la empresa pública Petrobras entre 2004 y 2014. Según diversas estimaciones, se produjo un agujero fiscal de unos 2.000 millones de dólares en el Estado brasileño. Algunas consultoras elevan la cifra a 6.000. Las autoridades judiciales creen que Lula habría recibido 1,2 millones de dólares en sobornos de la constructora OAS. Y es sólo la punta del iceberg.

En un acto desesperado, la defensa del ex presidente brasileño intentó aplazar nuevamente la fecha del interrogatorio, que inicialmente estaba prevista para el 3 de mayo. Con base en el «habeas corpus», los abogados de Lula argumentaban que era necesario suspender inmediatamente el proceso sobre el caso de la casa, pues no tuvieron suficiente tiempo para analizar el contenido de los documentos anexados por Petrobras, que suman 5,42 gigabytes y unas 100.000 páginas. Toda una novela sobre corrupción.

La comparecencia de Lula desató ayer una gran expectación. Decenas de seguidores del ex dirigente se manifestaron a favor de su líder. Por otro lado, un bloque de personas también se concentraron a favor del juez Moro, visto por muchos brasileños como un héroe nacional.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs