Normas de etiqueta para comer sushi como un japonés

¿Debes echar wasabi a la soja? ¿Sabes coger los palillos? Esta es la guía definitiva para que disfrutes como un auténtico nipón.

Comer sushi es un arte
Comer sushi es un arte

El sushi es una comida totalmente integrada en nuestra cultura, aunque todavía quedan personas incómodas ante la idea de comer en un restaurante japonés: no tanto por el temor del gusto del pescado crudo sino por la idea de no saber comer correctamente. Como todo en esta vida, lo importante es disfrutar del momento y siempre que se pidan las cosas con educación o se coma discretamente, el no saber manejar unos palillos no debería ser motivo para perder tan agradable experiencia.

Cuando hablamos de sushi, nos referimos a todos los platos japoneses que combinan pescado crudo con arroz (aunque también existen otros ingredientes como la versión vegana). En este apartado vamos a meter nigiris, temaki, uramaki y chirashi.

Los japoneses son muy ceremoniosos y tienen muchas palabras específicas para explicar todos los gestos que no tienes que hacer. De hecho existe la chopstick etiquette, toda una guía para saber qué hacer y qué no a la hora de comer palillos.

Antes de nada puede ser divertido probar en casa a comer con los hashi (palillos). Lo mejor es es sujetar e inmovilizar un palillo con la base del dedo pulgar unido al dedo anular y no moverlo. El palillo con el que haremos palanca se sujeta con los dedos pulgar, índice y corazón.

Si en un momento de apuro vemos muy difícil agarrar una pieza de sushi, tampoco está mal visto comerla con los dedos.

Si queremos servir una pieza de sushi a otra persona, o nos sirven un plato común y no tenemos cubiertos de servir, hay que dar la vuelta a nuestros propios palillos y hacerlo con la parte roma, el extremo contrario del que te metes en la boca cuando comes. Este es un pequeño detalle que demuestra buena educación, porque al hacerlo así, mantienes limpia la comida común.

Cada persona utiliza sus propios palillos, por lo que pasar una pieza de sushi de palillo a palillo (además de ser dificilísimo) es una gran falta de educación para ellos. Para los japoneses es un gesto de muy al gusto porque es un ritual funerario.

Nunca se deben utilizar los palillos para jugar, golpear la mesa o los platos, usarlos como un tenedor pinchando la comida y mucho menos para señalar. Tampoco podemos usarlos para acercarnos los platos.

Los palillos nunca se lamen, su función es sostener los alimentos. Al terminar de comer siempre se dejan juntos; no pueden colocarse como los occidentales colocamos los cubiertos, ni cruzarlos ni separarlos a ambos lados del plato. Para indicar que se ha terminado de comer se debe colocar los palillos encima del cuenco que contiene la salsa de soja de manera perpendicular a nosotros.

Cuando hacemos una pausa en la comida, los palillos no se dejan sobre el mantel o en el plato sino en unas pequeñas piezas llamadas hashioki o reposapalillos.. Si eres diestro, la punta de los palillos apuntará a la izquierda.

Nunca claves los palillos en el bol de arroz. En Japón es acción que se hace en los rituales funerarios, por lo que es de muy mal gusto reproducirlo en la mesa (es una manera de invocar a los muertos).

El sushi se consume de un solo bocado, nada de dar mordisquitos. Aunque la pieza nos parezca grande, no se puede partir con un cuchillo ni separar los ingredientes para comerlas por partes. La pieza de sushi está hecha de esta manera para apreciar su conjunto, nunca por separado. Los japoneses se horrorizarán si dejas en la bandeja común un trozo de sushi mordisqueado.

Una costumbre muy extendida en nuestro país es personalizar el menú a nuestro gusto: queremos el filete más hecho, la guarnición de patatas en vez de ensalada… y solemos compartir las raciones entre varios. En Japón esto se considera de muy mala educación. El menú es el que es, hay que comer lo que te ponen y no se pueden pedir “sugerencias”.

¿Eres de los que disuelve el wasabi en la salsa de soja? Este gesto te hará quedar en ridículo delante de tus invitados. Esta pasta verde, si la usas, se pone sobre el pescado y no sobre la salsa. Las láminas de jengibre encurtido tampoco tienen que comerse junto al sushi. Siempre se come primero cada pieza y después, solo después, el jengibre, pues su misión es limpiar y refrescar la boca y así poder continuar degustando el resto de platos.

El sushi está visto como pequeñas piezas de arte, así que hay que comerlo con respeto. No hay que sumergirlo en la salsa de soja, no ya porque sería una ofensa al cocinero (es tan incomible que hay que ahogarlo en la salsa), sino que además corremos el riesgo de que el arroz se desmigue y llenemos el cuenco de granos sueltos. La función de la soja es potenciar el sabor del pescado, así que debemos intentar que esta parte sea la que entre en contacto con la lengua cuando lo introduzcamos en la boca.

La servilleta se utiliza del mismo modo que en nuestra cocina, la estiramos y la colocamos sobre el regazo, jamás se deja en la mesa.

Los japoneses no tienen problemas en comer con agua, refrescos u alcohol. Si queremos tomar una bebida tradicional, que sea vino blanco seco, pero lo mejor es el sake. La costumbre es servirla con ambas manos, y jamás servirse a uno mismo. Hay que servir a los demás y lo mismo tiene que hacer otra persona por ti.