Entrevista

Cepeda: “Estoy pasando por una etapa en la que puedo ser solo artista y no persona”

El cantante gallego presenta su nuevo disco, ‘Sempiterno’, en el que incluye trece temas que hablan del amor más puro a los padres, el desamor y de política

Luis Cepeda presenta su tercer disco 'Sempiterno'.
Luis Cepeda presenta su tercer disco 'Sempiterno'.@cepedafreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1ca0c1f9

Constipado, con los nervios a flor de piel y esa chulería graciosa e innata más propia de un madrileño que de un gallego. Así llega Luis Cepeda a nuestra cita, puntual, horas antes de que salga a luz su tercer disco ‘Sempiterno’. Ese tercer disco en el que lleva más de dos años trabajando para mostrarnos a un Cepeda mucho más maduro como compositor (y persona). Ese que lleva el arte por las venas, como dice él de su padre en ‘Tus aviones’, y que nos muestra el amor más puro que puede expresar en forma de canciones. Un eterno Peter Pan que quiere que su carrera también sea eterna con ese ‘Sempiterno’ que tiene un principio pero no un final. Busca que lo quieran por su música, no por su vida personal. Quiere ser cantante, no un Tamagochi que viva de la exposición mediática y de las redes sociales. Y ya nos avisa, que cuanto más le exigen, menos da. Echa de menos al Luis de antes de Cepeda, ese que vivía en Ourense y jugaba a baloncesto en la plaza con sus amigos. Pero no por eso deja de estar orgulloso del Luis Cepeda en el que se ha convertido a sus 33 años.

De ‘Sempiterno’, del amor más puro, de su carrera y de la vida, hablamos con Luis Cepeda en Lifestyle de La Razón. ¡No te pierdas la entrevista!

¿Cómo estás Luis? Además de constipado y un poco desconcentrado, cómo te encuentras con la salida de tu tercer disco ‘Sempiterno’.

Estoy muy nervioso, llevo una semana entera nervioso y por eso creo que estoy constipado, porque me han bajado las defensas. Pero estoy muy bien, muy contento de que por fin salga mi tercer disco y muy expectante por la acogida.

Has cerrado el circulo con este tercer disco. Arrancaste tu carrera con ‘Principios’, después con un potente mensaje de cómo la ibas a llevar, ‘Con los pies en el suelo’ y ahora llegas con este ‘Sempiterno’ que significa que es algo que tiene principio pero no final. Buena metáfora todo de cómo esperas que sea tu carrera. Muy bien hilado.

La verdad es que no tenía nombre para el disco, y lo vi en la persiana de una calle de Ourense y busque el significado. Al ver lo de “que tiene principio, pero no tiene final”, pensé, mira como quiero que sea mi carrera. Tiene principio como mi primer disco, pero no quiero que tenga final.

Vamos que quieres ser un Raphael...

(Risas) Quiero una carrera larga en la música, ya sea cantando o componiendo. Aunque sea escribiendo para otras personas, pero tengo claro que quiero dedicarme a la música.

Cuando hablábamos la última vez, hará un año y medio, me dijiste que ya tenías entre doce y quince temas para este álbum. ¿Por qué ha tardado tanto en salir?

¿Lo digo?

¡Claro! Por eso te pregunto...

Pues son cosas ajenas a mí, si yo tuviera potestad en mi carrera, lo sacaba todo en el momento que lo tuviera. Pero todo lleva un proceso, de producción, internamente político con la discográfica y todo se va retrasando. No puedo decir más. Yo llevo preparado para sacar el disco como cinco o seis meses.

Desde fuera me había dado la sensación de que el disco se retrasaba porque Cepeda estaba preparado, pero Luis no estaba en su mejor momento. Recuerdo un directo que hiciste a principio de año diciendo que no estabas bien...

No tiene nada que ver, yo podía haber sacado un disco en ese momento y estaría todo bien. Es que precisamente no estaba bien en ese momento porque no podía sacar el disco. Son cosas que al final se han ido retroalimentando y al final ha salido en estas fechas. Pero si por mí fuera ya estaría en la calle hace más tiempo.

Y por fin ya está aquí, ‘Sempiterno’, con 13 temas para que tus fans puedan disfrutar de ellos. ¿Son los mismos que nos dijiste hace un año y medio o han entrado nuevos?

Al final como tienes tanto tiempo, van entrando nuevos y saliendo otros. Creo que la música que he hecho hasta ahora podría ir toda en el disco. Vamos, seguramente las canciones que he dejado fuera van a ir en otro disco, si me dejan sacarlo.

Hablando de música, el otro día publicaste en Twitter: “si queréis un músico aquí lo tenéis, si queréis un Tamagochi, cerrad al salir”.

Cosas que pasan, pasas que cosan. A veces el mundo del ‘fandom’, no quiero menospreciar a nadie, pero hay personas que siguen tu carrera porque adoran como compones, va a los conciertos, se compran tus discos, siguen tu música... Pero también hay gente, que a parte de eso, va un paso más allá y quiere controlar todo lo haces. Te exige, siente que le debo algo por comprar mi disco. Y yo no debo nada a nadie, lo siento mucho, pero si te gusta mi carrera, estoy muy contento y aquí me tienes. Pero en el momento que exiges algo, que exiges que suba una foto si no me dejas de seguir, yo prefiero que no sigas mi carrera. Quiero tener a gente que siga mi música, no gente que siga mi vida.

¿Cómo se gestiona esa presión y esa exigencia?

Soy una persona, de verdad, que cuanto más me piden, menos hago. Y cuánto menos me piden, más hago. Yo no trabajo con exigencias, me gusta trabajar libre. Nadie sabe lo que me está pasando por dentro, ni porque no subo una foto o por qué no voy a tal sitio. En el momento que se exige, se deja de tener razón.

¿Por eso te has alejado de redes sociales?

No me he alejado, solo que lo estoy llevando de otra forma. No creo que sea malo llevarlo así, si quieres seguir mi carrera musical voy a estar ahí siempre. Pero en el momento que exiges que suba contenido o que me echas en cara que me estás dando de comer, en ese momento dejas de ser un fan y empiezas a ser algo que no quiero que seas conmigo. Es una persona que tiene una dependencia especial y debía de mirarlo. No puedes exigir a una persona que no conoces, ni sabes porque momento está pasando, ni porque motivo está de ‘x’ forma, que suba una foto porque le das de comer.

Y en definitiva, porque no sois posesión de nadie por ser personajes públicos... Pero ahora tienen 13 temas para disfrutar de Cepeda, y unas canciones de esas para volver a escuchar y analizar cada frase. Unas letras más trabajadas y más maduras, esa sensación me ha dado al escuchar el disco.

Sí, hay una evolución en las letras, he ido un paso más allá que en los anteriores discos. Creo que cada letra dice algo, no hay ninguna canción vacía de contenido... Ya sea amor, desamor, político o protesta. Cada canción tiene un mensaje.

Una evolución en las letras que también demuestra tu madurez, que ya no eres el niño que conocimos.

Claro, todo el mundo madura. Tú en tu primera entrevista también estabas más nerviosa que un piojo (risas).

No te acuerdas ni de la primera entrevista que te hice que aún no eras capaz de levantar la mirada del suelo...Y además, no era mi primera entrevista.

Pero tú también estabas nerviosa porque era tu primera entrevista conmigo...

Bueno, vamos a volver a centrarnos en la entrevista que tenéis prisa (risas). Analizando las letras de estas 13 canciones, se repite mucho el concepto niñez, la falta de tiempo, de sentirte fuera de tu mundo, de la búsqueda de la felicidad...

Es posible que si lo analizas de esa forma sí que sea así, que esté echando en falta muchas cosas de antes. Sí, tienes toda la razón...

¿Y qué echa más de menos Cepeda de Luis y Luis de Cepeda?

Pues el artista echa mucho de menos a la persona, simplemente eso. Estoy pasando por una etapa en la que puedo ser solo artista y no persona. Luis era el que vivía en Ourense con su familia y con sus amigos de allí, las pipas en el parque y el baloncesto. Y eso ya no se va a tener, pero se echa de menos.

Eso que me cuentas, creo yo, que queda muy bien reflejado en ‘Sempiterno’. Y si el Luis artista (y persona) tuviera que decir a las personas que aún no lo han escuchado que empezaran por un tema del disco, ¿cuál sería? Aunque ya sé que me vas a decir que por el principio, yo te tengo que confesar que ‘Tus aviones’ es mi favorita de las que aún no habíamos escuchado.

Creo que el orden del disco está puesto por algo, como viajar temporalmente por todo lo que me ha ido pasando. Empezaría por las de mis padres porque es el amor más puro que vas a encontrar en el disco, es el amor más de verdad. Puedes escribir una canción por alguien con la que has estado y echas de menos, pero puede que no hayas ni querido a esa persona, pero has estado con ella y tienes recuerdos. Escribirle una canción a tus padres, no puede haber una canción más de verdad.

¿Cómo fue el momento que la escucharon?

A mi madre le puse la maqueta y llorando me dijo, “por fin me haces una canción, pero papá se va a cabrear porque no tiene una”. Y al día siguiente le tuve que hacer “Tus aviones”.

Y todas esas canciones las vas a cantar esta noche en Madrid.

Sí, vamos a presentar todos los temas en acústico. No sé cómo lo voy a hacer porque estoy más acatarrado que una merluza, pero vamos a intentarlo. Las próximas semanas firmas de discos y acústicos. Me apetece mucho estar en contacto con la gente, ver que les ha parecido, notar esas sensaciones.

Porque además el sonido del disco es muy de directo.

Sí, hay canciones del disco que solo están hechas pensando en tocarlas en directo. ‘Luna’ está para reventar la sala...

‘Niña pija’.

Sí, ‘Niña pija’ también, son canciones para ir a sala y tocarlas, que es lo que me gusta.