• ¿Es la infidelidad femenina el último tabú?

¿Es la infidelidad femenina el último tabú?

3 de cada 4 mujeres aún creen que se considera más grave que la masculina.

Las sociedades modernas están avanzando en muchos aspectos en cuanto a derechos, igualdad y empoderamiento de la mujer. Pero, sin embargo, hay un asunto que, sorprendentemente, parece ser el último verdadero tabú en nuestros tiempos: la infidelidad femenina.

Así lo revela el último estudio realizado por Ifop para Gleeden a nivel europeo: el Observatorio Europeo de la Infidelidad. Este informe, realizado en los cinco principales países de Europa, incluyendo España, Francia, Reino Unido, Alemania e Italia, revela muchas actitudes y percepciones que confirman que aún queda mucho para desestigmatizar el fenómeno de la infidelidad femenina, y equipararla a su equivalente, la infidelidad masculina.

¿Por qué, a pesar de movimientos como el #metoo o toda la ola de empoderamiento femenino, aún las sociedades occidentales piensan que el hombre infiel es un tipo envidiado, y la mujer infiel... poco menos que “una cualquiera”? Esto es lo que el estudio de Gleeden trata de desvelar.

3 de cada 4 mujeres creen que sigue existiendo el tabú

Para empezar, las propias mujeres encuestadas confirman esta percepción, puesto que el 77% de las encuestadas opinan que aún en nuestros días está peor vista la infidelidad femenina que la masculina. Se trata de una percepción muy evidente.

Pero lo sorprendente es que se trata de una percepción reforzada, en muchos casos, por las propias mujeres, puesto que, a nivel europeo, un 40% de las encuestadas declaran que a ellas mismas les parece más grave la infidelidad femenina que la masculina. Por suerte, parece que en España estamos más avanzados que nuestros vecinos, ya que “sólo” un 30% de las mujeres españolas aún piensa así.

El tabú como freno: es muy difícil para una mujer hablar de una infidelidad

No se trata sólo de percepciones u opiniones: el tabú sobre la infidelidad femenina está tan interiorizado que las propias mujeres infieles declaran que les cuesta un mundo hablar sobre ello con cualquier persona, por muy cercana que sea: amigas, familiares...

Y es que tan sólo un 31% de las mujeres le contarían una infidelidad a su mejor amiga en el momento de producirse. Pasado cierto tiempo, hasta un 28% se lo podrían contar. Pero un 41% de las mujeres no se lo contarían, jamás, ni siquiera a su mejor amiga. Aunque también parece depender de la edad: un 79% de las mujeres menores de 30 años sí serían capaces de contárselo a su mejor amiga.

“Prefiero confesar que tengo un problema económico o de salud grave, a una infidelidad”

Está claro que, si acaso hay alguien a quien confiar un tabú como el de la infidelidad, es a tu mejor amiga (un 59% de las mujeres podrían llegar a hacerlo). Pero, aun así, muchas mujeres ven difícil hablar de ello.

El sentimiento de culpabilidad: ¿origen del tabú?

Quizá el sentimiento de culpabilidad tenga mucho que ver con todo este tabú. Aún el 39% de las mujeres se arrepienten de haber sido infieles en algún momento. Un porcentaje que, sorprendentemente en España, ha crecido en los últimos cinco años (del 29% al 39%). ¿Las mujeres nos estamos volviendo aún más conservadoras en este aspecto? Aun así, un 61% no se arrepiente de haberlo sido.