MENÚ
miércoles 19 septiembre 2018
09:43
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

¿Qué drama ocultaba Nikola Tesla?

Un suceso marcó el carácter y el comportamiento para siempre del famoso inventor e ingeniero

  • ¿Qué drama ocultaba Nikola Tesla?

Tiempo de lectura 4 min.

18 de agosto de 2018. 06:54h

Comentada
Jorge Alcalde 18/8/2018

ETIQUETAS

Nikola no era precisamente el más inteligente entre sus hermanos. Todas las esperanzas de la familia Tesla estaban depositadas en el intelecto del primogénito, Dane. Aquel chico tenía unas facultades extraordinarias. Nikola había ocupado un cómodo segundo plano en la familia y admiraba a su hermano mayor. Ya de adulto, no dejó nunca de reconocer el talento que irradiaba Dane. A Nikola y a Dane les gustaba su pueblo, pero sabían que tarde o temprano deberían salir de él en busca de mejores destinos aunque disfrutaban de las cosas de las que disfrutan los niños de los pueblos. Sobre todo, de su caballo, un animal que hacía las delicias de la vecindad y al que trataban como a un héroe. El patriarca de los Tesla había salido a pasear a caballo una tarde de invierno. La niebla cernida sobre Smiljan cayó más rápido de lo esperado y, ya casi de noche, el señor Tesla perdió la orientación. De repente se vio solo y aturdido en medio de una jauría de lobos. Azuzó al animal y este, tras dar un par de coces atinadas, se deshizo de las bestias atacantes y devolvió a su amo sano y salvo a casa. De no ser por ese caballo el hombre habría muerto.

Pero por una de esas paradojas con las que nos sorprende la vida, el mismo animal querido iba a traer la tragedia a la familia años después.

Nikola y Dane jugaban a montar por turnos. Un día, mientras Nikola miraba, Dane soltó las riendas un segundo y perdió el equilibrio. Cayó de cabeza y se fracturó el cráneo.

El propio Tesla dejó escrito: «La muerte de Dane sumió a mis padres en la desesperación. Yo contemplé la escena y, aunque ya hayan pasado tantos años, la impresión visual del suceso no ha perdido ni un ápice de su viveza. Aún veo la sangre sobre su rostro que empalidecía a cada segundo». Hasta entonces, Nikola no había sido precisamente un niño brillante. Quizá por comparación con el talento que parecía derrochar su hermano. Y la muerte del primogénito tampoco iba arreglar las cosas. Como el propio Tesla relató: «El constante recuerdo de sus logros empalidecía cualquier esfuerzo mío. Cualquier cosa que yo hiciera digna de reconocimiento hacía a mis padres recordar aún más su pesar. Así que crecí con muy poca confianza en mí mismo». Probablemente aquel suceso marcó su carácter y su genialidad para siempre.

¿Qué efectos produce en los hijos la ausencia del padre?

Sara McLanahan (Princeton University) y Gary Sandefur (University of Wisconsin) son dos eminentes sociólogos que han investigado el tema haciendo un seguimiento de más de 70.000 adolescentes y adultos jóvenes a lo largo de casi 20 años. Los resultados obtenidos fueron reveladores. El riesgo de permanecer sin estudiar ni trabajar por períodos prolongados es un 50% más alto para jóvenes que crecieron sin su padre. El riesgo de interrumpir estudios secundarios es un 100% más alto. El de embarazo en la adolescencia, es de un 100% más alto. En todos los casos, el estudio se refiere a hijos separados de su progenitor, pero no a huérfanos.

¿Qué drama ocultaba Nikola Tesla?

¿Cuántos animales faltan por descubrir?

El número de aves catalogadas (unas 9.100 especies) no dista mucho de ser el real. Pero en lo que respecta al de artrópodos catalogados (insectos, arácnidos, ciempiés y cangrejos) es de cerca de 1.000.000 y, sin embargo, los entomólogos creen que se trata solo del 10% de todos los que hay. La naturaleza parece tener una incontrolada predilección hacia los insectos. Y al hombre le quedan todavía muchos «bichos» por hallar. Conocemos 800.000 insectos, 248.000 plantas, 200.000 artrópodos no insectos, 70.000 hongos, 50.000 moluscos, 30.000 protozoos, 27.000 algas, 19.000 peces, 12.000 platelmintos, 9.000 aves, 9.000 medusas y corales, 6.300 reptiles, 4.200 anfibios, 4.000 mamíferos... más o menos. Pero todo ello es una pequeñas porción de lo que realmente existe.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs