• Los trajes marineros de Hortensia Maeso / Foto: P.J. Almaraz
    Los trajes marineros de Hortensia Maeso / Foto: P.J. Almaraz /

Las niñas ya no quieren vestidos de comunión

Hortensia Maeso ofrece a sus pequeñas clientas la posibilidad de lucir trajes marineros en lugar de falda en ese importante día: "Son niñas con una personalidad muy marcada y tienen claro que no se ven a sí mismas con vestido", afirma la diseñadora

La generación Z no quiere vestidos de princesa. Ni siquiera para hacer la primera comunión. Keira Knightley, que ha asegurado que no deja a su hija ver películas de Disney, estará encantada de saberlo. La buena noticia es que todas aquellas posmilenials que no sueñan con faldas de tul y príncipes azules tienen ya una diseñadora de cabecera, Hortensia Maeso. En su más reciente colección infantil la modista española incluyó, además de vestidos, unos trajes marineros de lino con detalles en cuerda creados especialmente para aquellas niñas que prefieren llevar los pantalones.

“No he hecho más que escuchar a las cientos de niñas que me he encontrado y me han manifestado sus deseos de vestir la opción de marinero en su comunión. Son niñas con una personalidad muy marcada a pesar de su edad, que tienen claro que no se ven a sí mismas con falda o vestido. ¿Cómo no iba a hacer algo para ellas?", explica Maeso, y añade: “Los diseñadores debemos actuar como visionarios, tratando de empujar constantemente los límites marcados”.

Es justamente la intención detrás de la colección Génesis 2019, que presentó en un desfile coral de comunión organizado por CharHadas en el Palacio Fernán Nuñez de Madrid y en la que quiso dejar de lado lo establecido y homenajear la libertad e inocencia de los niños. El traje marinero, que combinó en la pasarela con alpargatas y gorros, fue la sensación del desfile.

Otra de las propuestas de la colección Génesis de Maeso / Foto: P.J. Almaraz
- Otra de las propuestas de la colección Génesis de Maeso / Foto: P.J. Almaraz

“Espero que se convierta en parte esencial de mis próximas colecciones”, afirma la diseñadora, que desarrolla sus colecciones a mano en su taller de la localidad de Valencia donde nació con la ayuda de un equipo de costureras, bordadoras y modistas. Y aunque reivindica la posibilidad de elegir para las niñas, no dejó de presentar modelos igualmente innovadores para los chicos, entre ellos un conjunto de lino con chaqueta y botas de corte militar.