MENÚ
martes 11 diciembre 2018
04:40
Actualizado

El impuesto de sucesiones y la reforma de la sanidad, punto de partida del acuerdo PP-Cs

Las formaciones siguen la pugna por la Presidencia aunque «el cambio» y la imposibilidad de explicar una ruptura ante el electorado les acerca. «No podemos llegar para dejar todo igual», dice Moreno, que quiere hablar de «medidas» y no de «sillones»

  •  El presidente del PP-A, Juanma Moreno, y el líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín / Foto: Efe
    El presidente del PP-A, Juanma Moreno, y el líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín / Foto: Efe
Sevilla.

Tiempo de lectura 5 min.

07 de diciembre de 2018. 21:10h

Comentada
M. González Q..  Sevilla. 8/12/2018

El efecto Magnus, que se denomina de este modo en honor al físico y químico alemán Heinrich Gustav Magnus, es el nombre que recibe el fenómeno físico según el cual la rotación de un objeto afecta a su trayectoria a través de un fluido, como por ejemplo, el aire. Es el caso del recordado gol de falta directa de Roberto Carlos con Brasil a Francia en Lyon en un amistoso previo al Mundial del 98 o del «efecto Vox» en el resultado de las elecciones andaluzas a favor del llamado «bloque del cambio». La vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, señaló ayer que su partido ya tiene contactos con «su socio prioritario» (Ciudadanos) para negociar un acuerdo en Andalucía, y precisó que Vox puede sumarse a ese acuerdo, y será bienvenido. La base de este acuerdo pasa por «dar una vuelta de 180 grados al modelo de Susana Díaz, de 40 años de red clientelar en Andalucía». La secretaria general del PP-A, Loles López, manifestó que arrancarán las negociaciones con Cs –como señaló el candidato a la Presidencia, Juanma Moreno, a LA RAZÓN– «con una lista de propuestas, no de sillones». La bonificación al 99% del impuesto de sucesiones y donaciones y la reforma de la sanidad se encuentran entre los puntos iniciales de acuerdo de ambas formaciones, así como la imposibilidad de explicar de cara a futuras e hipotéticas citas electorales el desencuentro.

«Los andaluces pidieron un cambio el pasado domingo y que lo lidere el candidato del PP, al conseguir 90.000 votos más y cinco escaños más» y ahora lo que quieren es que «el Gobierno se forme cuanto antes y ponernos a trabajar para solucionar sus problemas», indicó López. La número dos del PP-A indicó que los presidentes del PP y Cs, Pablo Casado y Albert Rivera, ya han hablado pero «quien llevará las negociaciones en Andalucía será Juanma Moreno y entiendo que, por parte de Cs, será Juan Marín». Sobre una posible modificación del Estatuto de Autonomía, que pidió hace unos días el presidente de Vox, Santiago Abascal, manifestó que «lo que siempre ha dicho Vox es que ellos apoyan el cambio pero no van a pedir nada». «Nosotros nos hemos presentado con un programa electoral y lo que queremos es llevarlo a cabo porque es el que da soluciones a los problemas de los ciudadanos, ya que ha nacido de los andaluces», indicó López, que precisó que «ahora no toca hablar de cambio del Estatuto sino de solucionar los problemas de la gente, de formar gobierno cuanto antes y de aplicar el programa electoral». «Hay una oportunidad única de que PP y Cs nos pongamos de acuerdo en una agenda de cambio, que para mí es lo más importante y, después, en un acuerdo. Puede ser un acuerdo de investidura, de legislatura, de Gobierno. Puede ser las tres cosas, lo dejamos abierto a que Cs decida. Cuanto más estabilidad haya, mejor», señaló Moreno a este diario. Uno de los diputados que se barajaban incluso como consejeros, el alcalde de Vejer, Pepe Ortiz, adelantó ayer que no recogerá el acta. Por su parte, acerca de si el PP está dispuesto a aceptar una de las propuestas de Vox como es el cierre de Canal Sur, Andrea Levy señaló que el hecho de que haya una televisión autonómica está incluido en el Estatuto y «habría que reformarlo, lo que requiere una mayoría parlamentaria que no tenemos, ni sumados estos tres partidos políticos». En palabras de Juanma Moreno, «Canal Sur es una radiotelevisión pública que da servicio público y viene recogido en nuestro Estatuto, por tanto, lo que sí hay que hacer, lo que no va a pasar conmigo de presidente es que nos gastemos más dinero en mantener Canal Sur que en infraestructura sanitaria por habitantes». Levy apeló a hacer propuestas que concuerden con la realidad ya que, de no ser así, «nos llevan a la frustración y a la melancolía».

Precisamente, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, señaló ayer que es «sorprenderte» y «difícil de entender» –obviando que los socialistas dirigen el Ejecutivo con 84 diputados– que el PP y Cs «se arroguen el derecho a presidir la Junta», después de que el PSOE, con Susana Díaz al frente, fuera el «claro vencedor». A Díaz, siendo la candidata con más apoyos, explicó, le corresponde «la responsabilidad de cuidar que entre las formaciones políticas que puedan acceder a la Junta» no se encuentren aquellas que pueden suponer «retrocesos» en libertades o cuestiones democráticas, en referencia a Vox. Al margen del discurso público de la portavoz, el propio Pedro Sánchez, sostenido en el Congreso por grupos de dudosa defensa democrática como Bildu o ERC, ha admitido que ve más probable un «consorcio de derechas» que la repetición de elecciones en Andalucía.

«No podemos llegar al Gobierno para dejarlo todo igual, tenemos que llegar para cambiar las cosas que no funcionan», es la consigna de Juanma Moreno. Cs lo reiteró ayer: «lo importante y lo prioritario es llegar a un acuerdo en Andalucía» aunque insistió en la idea de «un Gobierno de cambio encabezado por Marín».

El «efecto Vox» y el retorno a la caza

El PSOE ha comprendido la importancia de la caza tras el batacazo electoral y la pérdida de 14 escaños. El secretario general del PSOE de Jaén, uno de los hombres de máxima confianza de Díaz, Francisco Reyes, señaló ayer que «la caza sostenible y responsable es imprescindible en España, en Andalucía y en la provincia» y su partido «va a seguir defendiéndola». La caza genera, dijo, 6.500 millones y casi 190.000 empleos directos en España. El partido que ha enarbolado la bandera de la caza, las tradiciones y los toros, Vox, precisamente, señaló ayer que su sistema de filiación se ha colapsado tras superar los 20.500 afiliados. Según datos que aporta la formación, se han producido 2.300 afiliaciones nuevas en los últimos cinco días. Desde Vox achacan este incremento al «éxito electoral de Vox del pasado domingo en Andalucía». Según la formación, el número de afiliados ha crecido «exponencialmente» en el último año, ya que han pasado de tener 3.500 suscritos en agosto de 2017 a obtener más de 20.000 en esta semana. Los afiliados pagan una cuota de nueve euros al mes aunque hay tarifas especiales para estudiantes, menores de 25 años y jubilados. Según añaden, todos los afiliados están al corriente de pago. En comparación, Cs a julio de 2018 contaba con 32.000 afiliados y 163.000 simpatizantes.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs