MENÚ
lunes 17 diciembre 2018
10:13
Actualizado

¿Por qué nadie acertó con Vox?

Expertos creen que la desmovilización socialista, el discurso sin complejos y el sentimiento identitario tras el 1-O fueron clave para el vuelco electoral en Andalucía

  •  El presidente de Vox, Santiago Abascal (d), y el candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, Francisco Serrano, en rueda de prensa ayer en Sevilla / Efe
    El presidente de Vox, Santiago Abascal (d), y el candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, Francisco Serrano, en rueda de prensa ayer en Sevilla / Efe

Tiempo de lectura 4 min.

04 de diciembre de 2018. 09:26h

Comentada
Rocío Esteban 4/12/2018

ETIQUETAS

El reloj marcó en Andalucía una nueva hora el domingo. Una que no sostiene los cimientos del socialismo andaluz que lleva casi 40 años afincado en San Telmo.

La debacle de Susana Díaz en Andalucía tiene varias ondas en clave nacional que podrían ahora extrapolarse a más parlamentos e incluso al Congreso. ¿Cómo se ha llegado a la ruptura del eje tradicional de la izquierda? Para responder a esta pregunta es inevitable que ayer los politólogos consultados por este periódico aludieran al resultado de Vox, al cual le presuponen cierta estabilidad en escenarios electorales futuros.

Un partido que ha logrado el mayor precedente electoral, solo superado por Podemos en 2015 en las elecciones autonómicas, cuando se estrenó con 15 diputados en Andalucía.

Para el politólogo Pablo Simón la clave más evidente del cambio de rumbo en el parlamento andaluz se encuentra en la movilización de los votantes en la campaña andaluza. “Las encuestas daban al PSOE ganador y así ha sido, el problema es que el PSOE no se ha movilizado los días previos a las urnas y VOX ha entrado más fuerte de lo esperado”, resume Simón que pone el foco en los votantes indecisos. “Los españoles cada vez deciden más tarde su voto por lo que la campaña es muy importante”, reflexiona.

En su opinión “se ha dado un fallo de diseño por su parte”, aunque concede que “hay cierta fatiga también propia de quien ha gobernado en la junta durante 37 años”. El sociólogo Amando de Miguel cree que la irrupción del partido de Santiago Abascal llega de su discurso ausente de complejos. “Vox habla claramente de la identidad española y de la lucha contra el separatismo”. Así, su “postura franca” sería uno de los puntos a su favor, en contra de las “negociaciones del PSOE con el separatismo, la exhumación de Franco y su oposición a la religión en las aulas”. Un contrapunto que, según de Miguel habría hecho perder el electorado a Susana Díaz.

Para la politóloga Verónica Fumanal ha influido el hecho de ser «las primeras elecciones donde estaba muy identificado el sentimiento nacionalista e identitario tras el 1-O y el 155» y ahí es donde Vox y Ciudadanos «defendieron mejor la identidad española» frente a un PP que «fue criticado por articular un 155 blando en Cataluña». A su juicio, “el independentismo ha hecho despertar la identidad española”.Pone el acento también en el hecho de que el PSOE creyera que el 2-D eran «unas elecciones de continuidad”.

Además, cree que mientras que PSOE y Adelante Andalucía querían “unas elecciones en clave autonómica”, PP y Ciudadanos “con miras a las generales”, como finalmente se impusieron. El cambio, añade, viene protagonizado por la importancia que el resto de partidos daban a uno aún extraparlamentario; “Ha sido una campaña protagonizada por VOX”.

Son estos 12 diputados de Vox los que ponen en jaque ahora los cuarteles generales de todos los partidos y que ahondarán ahora en repensar sus estrategias con miras a elecciones autonómicas y de cara a un posible adelanto electoral. Para el politólogo Pablo Simón, veremos un “incremento inmediato en los sondeos hacia Vox”. Según su análisis el partido tendrá “oportunidad de entrar en más comunidades autónomas y desequilibrar los bloques”.

Respecto a la reconfiguración de la izquierda, Simón cree que no se puede extrapolar al contrario que con el sector conservador porque “Andalucía es el granero del PSOE peculiar y aunque no se hayan movilizado, allí son statu quo”, mientras que se produce un escenario diferente en el conjunto de España. Cree el experto que VOX subirá “ a costa de PP y Ciudadanos”. De Miguel avala también ese exponencial crecimiento de Abascal pero, apunta que no será exclusivo. El partido de Albert Rivera también subiría en votos. “Ambos partidos están inmáculados, de momento”, reflexiona. Por el contrario, de cara al futuro, Fumanal asegura que en las próximas elecciones “cada presidente autonómico peleará cada voto viendo la posible amenaza de Vox, lo que hará que haya elecciones de cambio”, cree.

elecciones andalucia vox

Cabe preguntarse por qué el Centro de Investigaciones Sociológicos (CIS) no calculó aproximadamente los escaños reales de Abascal. Para Pablo Simón se debe al hecho del alejamiento del campo de trabajo del barómetro a la encuesta. “La campaña está vez sí ha importado”. El politólogo explica que en la recta final de la campaña fue donde Vox adquirió el despegue hoy convertido en escaños, mientras que el PSOE optó por una campaña más plana.

Para Verónica Fumanal el CIS en realidad les ha beneficiado: «Con ese diputado, los andaluces ven la posibilidad real y aquí tenemos los 12 diputados ahora», unido a la demostración en el feudo de Podemos, en el palacio de Vistalegre de Madrid en octubre y «al manejo de las redes sociales» de la formación. Amando de Miguel va un poco más allá y admite que la encuesta, capitaneada por José Félix Tezanos “es sectaria”. A su juicio “el descontento social ya estaba antes del auge de Vox tras su demostración de fuerza”.

Últimas noticias