MENÚ
miércoles 18 septiembre 2019
00:20
Actualizado

José Luis «Kaele», un talento riosecano y gitano al piano, llamado a revolucionar el jazz

Autodidacta, toca gracias a su oído absoluto y reproduce cualquier tema con solo escucharlo una vez

  • El músico de Medina de Rioseco, José Luis «Kaele», tiene 18 años y toca el piano desde los cuatro. Y es una de las grandes promesas del jazz español
    El músico de Medina de Rioseco, José Luis «Kaele», tiene 18 años y toca el piano desde los cuatro. Y es una de las grandes promesas del jazz español /

    La Razón

Valladolid.

Tiempo de lectura 2 min.

18 de agosto de 2019. 21:05h

Comentada
R.Ortega.  Valladolid. 19/8/2019

José Luis «Kaele» no es un gitano al uso que canta o baila flamenco puro y da palmas. Le gusta, como cualquier otro género musical excepto el reguetón, y porque además está en sus raíces y en sus genes. Pero lo que le verdaderamente le apasiona a este joven natural de la localidad vallisoletana de Medina de Rioseco es sentarse junto a un piano, si es de cola mejor, y empezar a tocar temas de jazz o smooth jazz, un subgénero que se fusiona con el rhythm and blues, el funk y el pop, e incluso el jazz libre.

De hecho, esta última modalidad es su fuerte debido a enorme la capacidad de improvisación que tiene sobre el escenario, donde hace notar también sus raíces gitanas. «Creo que a los temas les da un brillo especial», dice a LA RAZÓN. Pero lo que le hace extraordinario a «Kaele», un nombre artístico que, según explica a este periódico, le puso su tío Toni derivado de la «k» de crack y la «l» de Luis, es que no ha estudiado música. No sabe leer una partitura. Es autodidacta y toca gracias al oído absoluto que posee. Un don con el que es capaz de reproducir cualquier tema con tan sólo escucharlo una vez.

Sus referentes musicales son Chano Domínguez. Michel Camilo o Chick Korea. «La música, el piano y el jazz son mi vida, el aire que respiro y lo que hago cada día al levantarme», señala este joven y ambicioso músico que no tiene techo y que, según avanza, hará todo lo que se proponga.

Cuenta también con el respaldo de su familia, que le apoya en todo, y recuerda cómo empezó a tocar el piano a los cuatro años, «porque era lo que había en casa». «Si hubiéramos tenido una batería -continúa- pues seguro que sería baterista, que también me encanta».

En el futuro no descarta estudiar música e incluso aprender a tocar algún instrumento más, como el contrabajo. Pero ahora , sólo está centrado en su primer disco y en seguir dándose a conocer por toda España. Su sueño, componer sus propios temas y cruzar el charco para llevar su arte gitano y su talento a los Estados Unidos, y especialmente a Nueva York -donde han triunfado grandes artistas gitanos como Camarón o Tomatito-, así como a Nueva Orleans, la cuna del jazz. José Luis «Kaele», no olviden su nombre, pues su carrera profesional promete y mucho.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs