Política

Las infracciones penales de menores de 13 años se disparan un 30% en Castilla y León

Al menos uno de cada cuatro delitos que se producen es contra la libertad sexual

La Razón
La RazónLa Razón

Durante el último año, las infracciones penales de los menores de 13 años se han disparado en Castilla y León algo más de un 30 por ciento, hasta sumar un total 558 delitos, lo que suponen el 4,6 por ciento del total del país.

Además, aumentaron todos los tipos de infracciones existentes aunque con especial hincapié las lesiones a otras personas (37,1 por ciento) y contra la libertad sexual (36,8 por ciento). De hecho, la alarma por este delito llevado a cabo por niños y adolscentes ha aumentado en la Comunidad, que ya suponen uno de cada cuatro infracciones, hasta un total de 117 delitos contra la libertad y los 104 contra la libertad sexual. En este apartado, la estadística de Interior recoge siete agresiones sexuales; otras dos con penetración, ocho infracciones por corrupción de menores o incapacitados, uno por pornografía de menores y 86 contra la libertad y la indemnidad sexual.

Asimismo, por primera vez desde el año 2010, los delitos sexuales de los menores de 13 años superan el centenar, puesto que, hasta ahora, la mayor cifra tuvo lugar en 2015 (95). A lo largo de 2017, hubo 28 infracciones penales más de este tipo. Así se desprende de los datos extraídos del Portal Estadístico de Criminalidad del Ministerio del Interior, facilitado por Ical, en el que se revela que Castilla y León acumuló emn 2017 un total de 50.765 infracciones penales, con una subida del 1,1 por ciento. Un porcentaje que, aún así, es inferior a la media nacional, donde el aumento se situó en el 2,4 por ciento, hasta las 1,11 millones.

Frente a este tendencia alcista, contrasta la bajada de los delitos y faltas entre los jóvenes entre 14 y 17 años de la Comunidad, con un ligero descenso de 33 casos en 2017, hasta los 1.143. Asimismo, cuatro de cada diez delitos de menores de 13 años estuvo tipificado contra la integridad física de las personas.

Y junto a un asesinato contabilizado, hubo 170 lesiones y 42 malos tratos en el ámbito familiar, entre otros, a los que hay que sumar 15 más por relaciones familiares.

Delitos contra el patrimonio

Otro de los apartados que aumentó el año pasado fue el de los delitos contra el patrimonio, con un 25,4 por ciento de incremento al pasar de los 55 a los 69. Los hurtos (37), los robos con violencia en vía pública (20) y en viviendas (14) fueron los más numerosos, además de protagonizar cinco estafas bancarias.

Los menores de 13 años en Castilla y León también cometieron dos delitos contra la seguridad vial, posiblemente por conducir un vehículo sin carné. Por último, destacan las 21 infracciones de orden público, entre ellas las que se imponen a manifestantes.

Para el coordinador de las fiscalías de menores de Castilla y León y responsable en León, Avelino Fierro, detrás de estos delitos de los menores se encuentra principalmente el hecho de que en la actualidad la sociedad «ha desterrado la cultura del trabajo y del esfuerzo».