MENÚ
sábado 20 julio 2019
15:39
Actualizado

Sorpresa en la Diputación de Soria, que pasa a manos del PP

Un tripartito encabezado por el popular Benito Serrano expulsa al PSOE y presidirá la institución provincial

  • Benito Serrano, del Partido Popular, toma posesión como presidente de la Diputación de Soria
    Benito Serrano, del Partido Popular, toma posesión como presidente de la Diputación de Soria /

    Concha Ortega/Ical

Soria.

Tiempo de lectura 2 min.

26 de junio de 2019. 14:02h

Comentada
R. Ortega.  Soria. 26/6/2019

Sorpresa monumental en la Diputación de Soria, que vuelve a manos del Partido Popular una legislatura más tarde. Y es que un pacto tripartito entre PP, la Plataforma por el Pueblo Soriano (PPSO) -un partido surgido de las entrañas de los populares ya que está formado por ex populares críticos-, y Ciudadanos, ha expulsado de esta institución soriana y contra todo pronóstico al socialista Luis Rey, cuya formación había sido la fuerza más votada en la provincia, y todo parecía indicar que seguiría al frente de ella durante cuatro años más.

Pero será el diputado popular Benito Serrano, alcalde también de la localidad soriana de Golmayo, quien presidirá la Diputación de Soria, después de contar con los votos de los nueve diputados de su partido, los tres de PPSO y el apoyo esencial del diputado de Ciudadanos para lograr los trece sufragios necesarios para superar a los doce del candidato socialista.

Un pacto que no sentaba nada bien en al menos un centenar de simpatizantes del partido del puño y la rosa que se amontonaban en las inmediaciones del Palacio de la Diputación para increpar a los diputados de este tripartito.

“Trabajemos juntos porque muchos ojos nos están mirando y el futuro nos juzgará”, eran las primeras palabras del recién elegido presidente d ela institución provincial, quien agradecía su apoyo a la plataforma ciudadana y a la formación naranja. “No os fallaré”, les trasladaba. Asimismo, durante su discurso de investidura, Benito Serrano explicaba el acuerdo recordando recordaba que las urnas decidieron el pasado 26 de mayo que ningún partido disfrutara de mayoría absoluta y que por ello PP y Cs alcanzaron un pacto para gobernar Castilla y León. “Fruto de ese pacto -decía- y para una mejor relación entre ambas administraciones reeditamos ahora este acuerdo en la Diputación de Soria sumando además a la PPSO.

Repoblar la provincia y garantizar el bienestar de todos los sorianos del medio rural generando oportunidades de empleo para las generaciones presentes y venideras, serán sus prioridades, según avanzaba, y se comprometía a desarrollar la instalación de la banda ancha, a crear puntos para la prestación de servicios y a dotar de bienes públicos y privados a los pueblos de la provincia. Igualmente, apostaba por crear nuevas infraestructuras, favorecer la gestión sostenible del territorio, impulsar la creación de empleo femenino en el medio rural y la industria agroalimentaria, así como promover el consumo de energía eléctrica de origen renovable en toda la provincia. Y aseguraba, contundente, que será reivindicativo con la Junta y el Gobierno de España en defensa de los intereses y necesidades de los ciudadanos que viven y trabajan en los pueblos de Soria.

Últimas noticias