MENÚ
lunes 24 junio 2019
22:35
Actualizado

Ayuntamiento de Barcelona: Colau "descarta" un tripartito con ERC y ultima un pacto con el PSC

Los “comunes” aseguran que el PSC está dispuesto “a sumar” por su investidura mientras que ERC "ha manifestado que continúa presentando a la investidura a su candidato", Ernest Maragall.

  • Ada Colau, durante el pleno del Ayuntamiento de Barcelona de este miércoles. EFE / Quique García
    Ada Colau, durante el pleno del Ayuntamiento de Barcelona de este miércoles. EFE / Quique García
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

12 de junio de 2019. 21:28h

Comentada
Cristina Rubio Barcelona. 12/6/2019

Nuevo paso de Barcelona en Comú y Ada Colau para revalidar la alcaldía del Ayuntamiento de la capital catalana. La plataforma municipalista descartó ayer oficialmente el tripartito con Esquerra y el PSC que ha venido defendiendo desde la noche electoral. Eso sí, los «comunes» mantienen la candidatura de su líder, la actual alcaldesa en funciones, «para defender la agenda del cambio iniciada» y con el fin de «iniciar una nueva etapa en la política catalana que supere los vetos y las líneas rojas».

Ahora, a 48 horas de la sesión de investidura en el Consistorio y con el «tripartito» enterrado por imposible, la gran pregunta es saber cómo conseguirá la ex activista la reelección. «El PSC está dispuesto a sumar para la investidura de Ada Colau, en cambio, ERC ha manifestado que continúa presentando la investidura a su candidato», han señalado los «comunes» a través de un comunicado hecho público esta tarde.

Un mensaje que descifra la nueva ecuación para el sábado: sumar los cocho concejales del PSC para llegar a 18. Entonces, socialistas y «comunes» necesitarían tres votos más de la candidatura de Manuel Valls –quien ya se ha mostrado a favor de prestalos «gratis» con el objetivo de evitar que haya un alcalde independentista (Ernest Maragall)–para llegar a la mayoría de 21. «Todos los votos que vengan, bienvenidos sean», aseguró la propia Colau este finde semana en una entrevista en la que se esforzó en remarcar que los «comunes» no negiociarán nada con el ex primer ministro ni se vincularán a él de ninguna manera.

La «suma» del PSC que hace Barcelona en Comú también busca acercarse a los propios socialistas, reticentes a «dar un cheque en blanco» a la ex activista para repetir en el cargo si no firman antes un acuerdo de gobierno conjunto.

«Para hacer esta investidura tenemos que hacer un acuerdo que tiene que garantizar la eventualidad de que haya un Gobierno de coalición entre Barcelona en Comú y los socialistas el día después de la investidura», insistió ayer por la mañana Jaume Collboni, antes de conocerse el último movimiento Colau.

De hecho, esta será la cuestión que presumiblemente abordarán ambas formaciones de aquí al sábado. «Trabajaremos para lograr la Alcaldía en el pleno» de este sábado, garantiza Barcelona en Comú. En el aire está qué grado de compromiso pactarán y si lo deberán someter a la votación de las bases.

El propósito de los «comunes» es amarrar los apoyos necesarios para lograr la reelección de Colau y evitar que Maragall sea investido de forma automática en caso de que no haya acuerdo.

Últimas noticias